sábado, 6 de abril de 2013

Rodrigo Rey Rosa: Otro zoo

Idioma original: español
Año de publicación: 2007
Valoración: muy recomendable

Me pregunto si, como hice con Andrés Neuman, los libros de relatos son el instrumento idóneo para acercarse a la obra de un autor por primera vez. Si son catálogos de sus recursos o son experimentos en los que se aventuran por terrenos inexplorados. Si guardan sus grandes ideas para el ambicioso desarrollo de una novela y utilizan la comodidad de la brevedad para hacer esbozos. Al final, todo se reduce a especular si el talento en relato breve presupone grandes expectativas en el solemne traje de largo que es una obra "grande". En función de eso, debería decir que Rodrigo Rey Rosa debe ser un novelista excelso. Pues resulta que los cinco relatos contenidos en esta colección acaban siendo recordados de un modo u otro. No es un logro habitual que todos los relatos calen en el lector. El factor común es la presencia de animales y de niños, en distintos grados de vinculación con la trama. No hablamos de niños narrando en tono ingenuo. Hablamos de circunstancias que precipitan la madurez. Otro factor común es un ligero toque fantástico, más presente en alguno de los cuentos, más tenue en otros que, aún así, permanecen en esa especie de lugar algo imaginario.
Rey Rosa es un narrador de primer orden. Breve, directo, sin caracoleos, sus personajes, incluso en ese corto lapso que los cuentos más cortos permiten, apenas una decena de páginas, Rey Rosa es capaz de trazar las cuatro líneas que dicen sobre el personaje lo necesario para comprender sus reacciones. Ubicados en su mayoría en ese ámbito rural centroamericano que parece ser el escenario de gran parte de su obra, sus personajes suelen ser gente sencilla, humilde, en situaciones que a veces manifiestan cierta necesidad, cierto desespero. Algún regusto al García Márquez de El coronel no tiene quien le escriba, algún tono de realismo, tanto visceral como mágico, y, por supuesto, el trasfondo crítico que no puede faltar en la literatura centroamericana contemporánea. La que ya se manifiesta con valentía y, sin llamar a ciertas cosas por su nombre, explotación, colonización, devastación, ya las insinúa con la suficiente claridad y el suficiente poderío literario como para no andarse con ambigüedades.
Así que espero que alguien aquí recomiende una obra en formato largo de Rey Rosa para confirmar la excelente sensación de este Otro zoo. Sensación persistente: muchas veces los cuentos de los libros de relatos permanecen justo hasta que otro relato los hace olvidar. Con este autor no me ha pasado.

2 comentarios:

Marta Campo dijo...

Yo también he empezado a leer a Rodrigo Rey Rosa por un libro de relatos, en mi caso 'Ningún lugar sagrado'. Y también me ha gostado mucho y lo recomiendo. Me han entrado ganas de más.

Francesc Bon dijo...

Gracias por el comentario. Me queda muy lejano ya el libro, pero es normal... sí, igual es el momento de probar con otra de sus obras.