martes, 30 de abril de 2013

María Semple: Dónde estás Bernadette


Idioma original: inglés
Título original: Where'd You Go, Bernadette
Año de publicación: 2013
Traducción: Ángeles Leiva Morales
Valoración: se deja leer


Reservoirbooks acaba de publicar Dónde estás Bernadette de María Semple, una de esas novelas ligeras que pueden acompañarnos en la maleta durante las vacaciones de verano y que se leen a trompicones, en la sala de espera del aeropuerto, en un tren o tumbados en una toalla con los gritos de la piscina de fondo. La novela presenta a una familia situada en esa delgada línea que separa lo esnob de lo neohippie. En primer lugar, tenemos a Bernadette Fox, madre y famosa arquitecta que, por algún extraño motivo abandonó su oficio y decidió trasladarse a Seattle junto a su marido, gurú de Microsoft, y su hija Bee (estudiante excelente y un tanto sabiondilla, sin llegar a lo repelente), quien destaca en la escuela Galer Street, una escuela privada y liberal en la que las calificaciones se dividen entre P- Progresa hacia la Excelencia, A- Alcanza la Excelencia o S- Supera la Excelencia, y donde los errores o cualquier clase de incidente o desacuerdo que pudiera poner en evidencia al centro se silencian inmediatamente.

La trama se complica el día en el que Bee llega a casa con notas excelentes y recuerda que, al entrar en la escuela, sus padres le hicieron la típica promesa de “si te graduas con buenos resultados, te daremos… X”. Pues bien, Bee reclama su regalo y pide un viaje en familia a la Antártida. Los padres aceptan casi sin dudarlo, algo que conlleva la ruptura de la verosimilitud en la novela, tal y como ocurre con muchos otros episodios y algunos diálogos tan empalagosos que, a menudo, resultan un tanto indigestos. Así, la preparación del viaje y una serie de acontecimientos inesperados desatarán la crisis de esta pareja que no saben decir que no a su hija. Resultado final: la madre de Bee desaparece como por arte de magia.

Será Bee, en el papel de narradora, quien intente desvelar qué le ha ocurrido a Bernadette. Para ello, se valdrá de una recopilación de documentos del FBI, cartas, archivos y e-mails enviados por sus padres y otros miembros de la comunidad mojigata, puritana e hipócrita de Seattle. Es por esta vía como conocemos todas las facetas de Bernadette: arquitecta famosa y reconocida, genio de la arquitectura a la que rodea un misterio, madre cariñosa e independiente sobre la que cuchichean todas las madres de Galer Street, y, a fin de cuentas, un personaje en el que confluyen la valentía, el empeño, lo hilarante, la inseguridad y la duda, creando así al personaje más potente de la novela. Eso sí, existe el peligro de que esta caricaturización de la superwoman-madre-de-familia-trabajadora o Bridget Jones de la cuarentena resulte un tanto impostada e inverosímil. De todas formas, es también en ese alto grado de inverosimilitud e improbabilidad  y en el absurdode estas situaciones extremas donde reside el humor y la ironía de la novela. 

Pero, lo dicho: si duda entre este u otro libro, abandonen el beneficio de la duda y escojan el otro.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Menos mal que todavía se pueden leer algunas críticas aceptables como en tu blog y no el corta y pega dorapíldoras que se gastan otros. Totalmente de acuerdo!! Vamos me parece:Pre-de-ci-ble desde el principio!!y qué clase de humor??? para algunos que les apretan los zapatos de diamantes!!! y luego está escrito para idiotas: presente, diálogos absolutamente innecesarios. Si lo hubiera escrito una adolescente, le reconocería haberlo terminado, pero esto parece un conjunto de notas de una escritora amateur que no tiene idea de cómo juntar y que expone a golpe de salto (mail o lo que sea) y que no tiene nada dentro que contar. Basura de la buena!!! Ni siquiera vale para literatura de playa!!

Anónimo dijo...

No estoy en modo alguno de acuerdo con ese comentario. Me parece una novela fresca, muy divertida y que me arrancó unas cuantas carcajadas.

Tal vez no sea una novela sesuda, pero sin duda es una novela para leer, disfrutar y recomendar.

En cuanto a que sea predecible... Prefiero ahorrarme el comentario sobre esa afirmación. Si el anónimo que me precede fue capaz de predecir la trama estamos ante un fenómeno sin igual. ¡Qué bien pagad@ de sí mism@!!! Aisss

Fdo: Ana

Nuki Nuk dijo...

Estoy de acuerdo con Ana y me parece un poco excesivo el comentario de Anónimo.
Quizá no sea un libro de culto, pero es una novela amena, femenina y ligera de leer fluido.

No hay que olvidarse que la escritora es conocida por escribir guiones para series de televisión americanas (así que, anónimo, no sé si es que te esperabas un libro de tratadística cuando empezaste a leértelo... pero para no "hororizarte" tanto la próxima vez léete el extracto de la biografía que viene en el prólogo, te ahorrarás tener que hablar mal de un libro)

Yo no dejaría de recomendarla para pasar un buen rato.

-Por cierto, me ha encantado tu blog, llevaba tiempo buscando algo así. Enhorabuena! :)