viernes, 30 de enero de 2015

Ramiro Pinilla: Los cuentos

Idioma original: español
Año de publicación: 2011 (1975 y 1977)
Valoración: recomendable

Al hablar de Verdes valles, colinas rojas decía que pocos autores (vascos o españoles) han conseguido crear un universo narrativo tan complejo, extenso y coherente como Ramiro Pinilla con su Getxo semificcional: un universo que tiene una mitología propia (con un mito de orígenes propio que se vincula con el presente), y un conjunto de personajes y anécdotas que constituyen una red de interreferencias entre las obras de Pinilla. Verdes valles es, en este sentido, la pieza central, el tronco en el que se insertan casi todas las demás ramas; en comparación, estos relatos son, si se me permite la comparación, com el Silmarilion de Pinilla: relatos más o menos extensos en los que se amplían algunos aspectos de este universo cerrado.

Conviene hacer una aclaración respecto a la fecha: aunque Los cuentos haya sido publicado por Tusquets, en volumen conjunto, en 2011, en realidad es la conjunción de dos libros de cuentos publicados por Pinilla en los años 70 (bastante antes de Verdes valles, por lo tanto): Recuerda, oh, recuerda (1975) y Primeras historias de la guerra interminable (1977). El primero consta de un conjunto de relatos que construyen la historia de Getxo, desde sus orígenes míticos (en la mitología propia del autor, claro) hasta la posguerra, con varios capítulos dedicados a la Edad Media. El segundo incluye cuentos referentes a la posguerra y el franquismo; llama la atención poderosamente la similitud del título con la de los "Episodios de una guerra interminable" de Almudena Grandes...

Lo que ambos libros tienen en común es que en ellos volvemos a encontrar a algunos de los personajes que aparecen en Verdes valles, y en otras novelas de Ramiro Pinilla: el maestro Manuel, los Altube, los Bascardo, los Baskardo de Sugarkea.... O incluso episodios enteros que después se repiten en otras novelas, como el ataque de las llamas traídas de América por un "indiano". Así, aunque estos relatos tienen entidad propia, serán sin duda mejor aprovechados y disfrutados por quien ya conozca a estos personajes y su mundo, ya que le ayudarán a completar algunos huecos dejados por las novelas del autor.

Hay un relato, sin embargo, que destaca en relación con el conjunto porque parece casi escrito por otra mano. Me refiero a "Euskera ez", un cuento en el que se representa la represión del euskera durante el franquismo a través de un ejemplo extremo. Breve, esquemático y trágico, no encontramos en él a los personajes propios del universo de Pinilla ni su espacio habitual; incluso el tono es más oscuro y más seco de lo habitual, sin asomo de ironía. Es, por ello, una excepción en el conjunto de la obra de Pinilla, lo que no sé si en sí mismo es bueno o malo...