sábado, 10 de enero de 2015

Jim Thompson: Los timadores

Idioma original: inglés
Título original: The Grifters
Año de publicación: 1963
Traductora: Mª Antonia F. Álvarez-Nava
Valoración: recomendable


Los timadores o la familia según Jim Thompson. Porque de eso habla esta novela. O, cuando menos, del núcleo de tan esencial institución: la relación materno-filial (y viceversa). A la manera de Jim Thompson, claro, que no es precisamente la de las convenciones sociales habituales... Así que mejor agarrarse, que vienen curvas...

Los timadores es una historia en la que se mueven tres personajes principales, danzando alrededor unos de otros como boxeadores fintando, en un curioso combate a tres bandas: Roy Dillon, desenvuelto timador "en corto"; su joven y atractiva mamá Lilly, que trabaja, por su parte, para el crimen organizado, y su no menos atractiva amante Moira, que guarda, además de un pasado poco convencional, un curioso parecido con mamá...

Los timadores es una novela escrita de una forma impecable; de hecho, a que tiene un estilo más "pulido" de las que yo he leído hasta ahora de este escritor. Pero no creo que esto fuese el resultado de un mayor esmero por parte de Thompson para adaptarse al gusto de la crítica literaria... en mi opinión, esta prosa cuidada se debe a que es la que mejor casa con las apariencias y caracteres de los personajes, y él era consciente de ello: el trío protagonista lo componen unos personajes acostumbrados a fingir ser algo distinto de lo que en realidad son y, sobre todo, a simular un control de las circunstancias y los sentimientos que está muy lejos de representar lo que en verdad ocurre. A destacar la gelidez con la que se nos narran las escenas de violencia (memorable y terrible la que sufre Lilly a manos de su "patrón", que también resultaba estremecedora en la versión cinematográfica), no muy diferente, por otra parte, de la forma de contarnos los momentos eróticos; esa curiosa mezcla de distanciamiento irónico y comprensión asqueada con la que Thompson parecía ver las pasiones y evoluciones de sus semejantes. Y por si alguien no lo ha adivinado aún: sí, la sombra del incesto planea sobre toda la novela, hasta llegar al inclemente final. No era Thomson escritor para andarse con melindres, precisamente...

Los timadores posee además el interés que siempre despierta la revelación de los trucos de los magos; en este caso, de los timadores "en corto"... artimañas que sin duda nuestro singular escritor fue aprendiendo a lo largo de la azarosa vida que llevó y de los no menos singulares compañeros que se fue encontrando a los largo de su transcurrir. De un tipo de vida que la mayoría solo conocemos a través de películas o libros como éste o cuando tenemos la desgracia de hacer de "primos" y sufrir en nuestras carnes -y, sobre todo, bolsillos- las envolventes triquiñuelas de alguno de estos grifters... (de los timadores "en largo", es mejor no hablar: a ésos ya los conocemos bien todos, me temo).

Los timadores resulta, en suma, una novela negra diferente y, por momentos, fascinante; un retrato poco de unos personajes que sobrevuelan su propia marginalidad, pero sin ser capaces tampoco de integrarse en la vida "convencional", por más que lo intenten... pero ésta parece repelerles como si se tratara de agua cayendo sobre una sartén de aceite caliente: las salpicaduras, inevitablemente, acaban por quemarle a alguien. Y otra cosa no sé, pero Jim Thompson sabía cómo contar el efecto causado por tales quemaduras.

Otros libros de Jim Thompson reseñados en Un Libro Al Día: Hijo de la iraEl asesino dentro de mí

2 comentarios:

Cristóbal dijo...

Es posible que me equivoque pero creo recordar que esta novela fue llevada al cine es una muy estimable pelicula siendo Anjelica Huston y John Cusack la madre e el hijo protagonista..Estoy en lo cierto?

Juan G. B. dijo...

Hola, Cristóbal:
No, no te equivocas en nada. Y Anette Benning 3n el papel de la amante del hijo.
Un saludo y gracias por el comentario.