domingo, 14 de agosto de 2011

Anónimo: Planeta, la cultura del dinero

Idioma original: español
Año de publicación: 1994
Valoración: no aplicable

Este libro, en realidad, no existe: no se encuentra en las librerías, no se vende, no tiene ISBN, no tiene autor... Pero yo lo tengo entre mis manos, qué cosas, porque lo encontré en una caja en la calle. Por no tener, ni siquiera aparece en las búsquedas de Google. Y todos sabemos que no aparecer en Google es no existir.

Esta breve reseña quizá nos traiga problemas, ya os aviso. Porque supongo que, pasados ya 15 años desde su publicación, no tiene sentido: las cosas han cambiado, muchos nombres han cambiado, muchas decisiones han sido tomadas, pero, en su día, este libro pegaría una hostia bien fuerte al Grupo cuyo nombre aparece en el título. No en vano lo encontré en la calle.

Pero, ¿de qué va todo esto? Yo os lo explico: este libro es el documento de protesta que redactaron (presuntamente) los empleados de Ediciones Deusto a mediados de los años noventa cuando esta empresa editorial, sita en Bilbao desde hacía 34 años, fue absorbida por el Grupo Planeta. En 1994, después de un año y medio de promesas, ofertas y palabras de ánimo, un dirigente del Grupo llega a Bilbao, cesa al gerente de Ediciones Deusto de manera fulminante y regresa a Barcelona, avisando ya de que volverá a Bilbao más tarde con un nuevo "plan de empresa". El 27 de junio de 1994 vuelve el vicepresidente ejecutivo, se reúne con el equipo de dirección y posteriormente con el comité de empresa y comunica la decisión del accionista de trasladar el negocio de Bilbao a la sede central del grupo en Barcelona en un plazo de dos meses, dentro del cual está el mes de agosto, durante el cual la empresa cierra por vacaciones. A partir de ese momento comienza el calvario para toda la plantilla de Ediciones Deusto, pero también para el grupo Planeta, porque "el soberbio plan de traslado del negocio no se cumple y todo porque la plantilla de la empresa no reacciona como se había previsto en el cuartel general. ¡Qué cosas, qué osadía! ¡No acatar sumisamente la decisión del dueño!" (cito del prólogo del libro, que cuenta con más detalle toda la problemática, haciendo una comparación bastante curiosa entre El proceso de Kafka y la situación que estaban viviendo los trabajadores).

Finalmente, el grupo Planeta se vio obligado a retirar su decisión de traslado de la empresa, Ediciones Deusto continuó teniendo su sede en Bilbao y hoy es el día en que todavía mantienen la oficina en la calle Alameda Recalde, como toda la vida...

Cosas curiosas del libro:

- Portada: Se ve el edificio de Ediciones Deusto y un grupo de trabajadores en la calle (dibujados). Ellos hablan en "bocadillos", como sucede en los comics, y dicen cosas como: "¿Ediciones Deusto en Barcelona? ¿La Cibeles en Londres?", "Y todo lo resumió diciendo que para cojones los suyos", o "Planeta... Sensibilidad por la cultura... Insensibilidad social... Todo le suena a dinero".
- Después del prólogo, de cuatro páginas y en el que se cuenta toda la historia en formato resumido, viene un capítulo de media página titulado "Cómo toda la empresa se ilusiona por un proyecto alrededor de la visión transmitida por el empresario", que termina diciendo "las siguientes páginas las debe completar el propietario de Ediciones Deusto": y vienen 60 páginas en blanco donde solo pone "reservado para el accionista". Luego, otro capítulo: "Las maniobras de gente incompotente dan al traste con las esperanzas de todos", con otras 60 páginas idénticas a las 60 anteriores. Por último, los cuatro capítulos finales: "La entrada de un elefante en una cacharrería", "De cómo un supuesto paseo triunfal se convierte en un ridículo", "Notas de prensa y circulares" y "Al final... ¿La cordura?... ¿El trágala?... ¿Numancia?", cierran el librito: basten los títulos para saber de qué van y lo que cuentan.

Cosas que pasan en nuestro país. Es genial cuando la revolución se ejemplifica con un libro.