miércoles, 24 de agosto de 2011

Fred Uhlman: Reencuentro

Idioma original: inglés
Título original: Reunion
Año de publicación: 1971 
Valoración: Recomendable

Mi encuentro con esta novela empieza con una de esas casualidades que pasan a veces: hasta hace unas semanas yo no sabía quién era Arthur Koestler; después me compré un libro suyo en la FNAC de Lisboa (El cero y el infinito, que ya reseñé) porque me parecía curioso que precisamente un libro suyo pudiera encontrarse en español en la FNAC de Lisboa; unas semanas después, en el aeropuerto de Barcelona me compro esta novelita de Uhlman, porque era corta y barata, y el resumen tenía buena pinta. La abro, empiezo a leerla y ¿de quién es el prólogo que la encabeza y que la elogia diciendo que "ocupará un lugar perdurable en cualquier biblioteca"? De Arthur Koestler. Ahí queda eso.

Como El cero y el infinito, aunque con técnicas muy distintas, Reencuentro es también un retorno con algunos elementos autobiográficos a una época histórica convulsa: los terribles años 30 en los surgieron y triunfaron los totalitarismos europeos, y se preparó el camino para el baño de sangre que seguiría. Aquí no se trata del Stalinismo, como en la obra de Koestler, sino del nazismo, con su vena de antisemitismo visceral y su militarismo agresivo.

El tono, como dice Koestler en su prólogo, es menor, cotidiano, íntimo: cuenta la historia de un adolescente judío alemán que entabla una amistad apasionada (como son las amistades durante la adolescencia) con un compañero de escuela, el aristocrático Konradin von Hohenfels, al margen de convencionalismos sociales y de diferencias de carácter. Una amistad que se verá contaminada por el triunfo del nazismo, las tensiones raciales y la violencia. Es una mirada a las pequeñas historias de sufrimientos individuales y colectivos que debieron poblar la Europa de la época.

Los últimos capítulos de la novela ponen los pelos de punta; no por lo que cuentan (esta novela no es Sin destino o Si esto es un hombre) sino por lo que queda implícito, por el fondo terrible de desolación y odio que transparenta. No sé si decir tanto como que este libro ocupa un lugar perdurable en mi biblioteca, pero sí que no me arrepiento de haberlo comprado y leído.