miércoles, 9 de marzo de 2011

Miguel Delibes: La hoja roja

Idioma original: español
Año de publicación: 1959
Valoración: recomendable

Cuando al viejo Eloy le aparece la hoja roja en el librillo de fumar, el recién jubilado se lo toma como un aviso: se le está acabando el tiempo lo mismo que el papel de fumar.

La metáfora de la hoja roja vertebra esta pequeña gran historia escrita por el recientemente fallecido Miguel Delibes. ¿Por qué digo pequeña? Porque Delibes tiene la maravillosa capacidad de retratar minuciosamente personajes sencillos, de esos que uno conoce en su día a día y que precisamente por eso no catalogaría como "material literario". ¿Por qué digo grande? Porque uno apenas tiene que pasarle un algodón a esta fina capa de anodina cotidianidad para profundizar en los grandes temas planteados por el escritor vallisoletano: la soledad, la vejez, el vértigo ante la cercanía de la propia muerte, la ilusión de vivir...

Al personaje del viejo Eloy -no es cosa mía: el narrador siempre se refiere al protagonista como "el viejo Eloy"- se le opone el personaje de la Desi, su joven criada. En base a los personajes, se distinguen tres partes en la narración: por un lado, encontramos la vida y los recuerdos enmarañados del viejo; por otro, las ilusiones y pensamientos de la chica; por último, la especial relación que se va forjando entre ellos y que terminará estrechándose debido a ciertos acontecimientos -no por intuidos menos dramáticos- que devienen al final de la novela.

Si bien la narración puede resultar repetitiva, esto no es ninguna torpeza por parte del autor sino todo lo contrario: el viejo Eloy vuelve continuamente a las mismas vivencias, recupera junto con su amigo Isaías los mismos recuerdos y se olvida sistemáticamente de los mismos detalles del día a día; además intenta, infructuosamente, comunicarse con los que le rodean a través de la neblina que le empaña las ideas. El lector se enternece ante el retrato de los miedos y las obsesiones de un hombre al que le ha salido la hoja roja en el librillo de fumar y que sabe que también él tiene las hojas contadas.

También de Miguel Delibes: Diario de un jubilado, La sombra del ciprés es alargada, Cinco horas con Mario, entrada in memoriam tras su fallecimiento

4 comentarios:

Isaías Peña Gutiérrez dijo...

Me gustaría saber quién hizo el comentario de la novela de Miguel Delibes. Gracias.Isaías

Santi dijo...

Esta reseña es obra de Paula, crítica de cabecera, para servir a usted y a los demás lectores de ULAD :)

Más información sobre nosotros, en la sección "Sobre los autores".

Anónimo dijo...

QUISIERA SABER QUE ES LA VETA MALA DE PICAZA
GRACIAS

Espaciolandesa dijo...

El Picaza es un personaje, novio de la Desi.

La veta mala se refiere, según yo, a su incapacidad para controlar su mal carácter. A la postre, esta incapacidad para controlar su ira lo mete en serios problemas.