miércoles, 1 de junio de 2011

Fabio Morábito: También Berlín se olvida


Idioma original: castellano
Fecha de publicación: 2004
Valoración: recomendable


Berlín es la capital de Alemania. Berlín es una ciudad conocida mundialmente por el muro que la dividió durante 28 años. Berlín es triste y alegre, colorida y gris, fría y acogedora, antigua y moderna, hirviente de zonas verdes y toneladas de cemento, transgresora y políticamente correcta, estandarte de la sociedad alemana y seguramente la menos alemana de todas las ciudades. Berlín es una paradoja continua, insalvable, y quizá por eso enamora a casi todos los que la visitan. Y quizá también por eso sea tan difícil de describir.

Fabio Morábito vivió en Berlín durante un año junto con su mujer y sus dos hijos y narra en También Berlín se olvida cómo fue su experiencia. Pero no nos equivoquemos, porque este libro no es un relato autobiográfico al uso. Morábito es, antes que escritor, poeta, y eso queda más que patente en las páginas de este libro que, a pesar de su brevedad (no llega a las 100 páginas), constituye una de las mejores descripciones de esta ciudad que yo haya leído.

Porque Berlín es algo más que su historia, la gente que vive en ella o la arquitectura que la puebla. Berlín es, ante todo, lo que cada uno vive al caminar por sus calles. Berlín es, para Morábito, una experiencia onírica, donde el río que la cruza deja de ser un río, donde los Kleingärten (pequeñas casas construidas cerca de los rieles) se convierten en un extraño paraíso para los berlineses, donde Kudamm (el equivalente a la Gran Vía) puede convertirse en un refugio y donde el famoso muro es tan odiado como extrañado y cuya ausencia puede llegar a ser más poderosa de lo que fue su presencia hace veinte años.

Morábito nos regala, en También Berlín se olvida, no sólo su experiencia, sino un testimonio único y una "guía" para ayudarnos a comprender esta ciudad completamente incomprensible.