domingo, 1 de agosto de 2010

Zoom: El capote, de Nikolái Gógol

Título origial: Shinel

Idioma original: ruso
Fecha de publicación: 1942
Valoración: Imprescindible
¿Qué tal va el verano, niñas y niños? ¿Aprieta el calor o sois de los afortunados que disfrutáis de vuestras vacaciones en entornos más bien brumosos?

Bueno, pues ya séais de los primeros o de los segundos (que conste que servidor es más de bruma que de duna), hoy os invito a desgustar conmigo un amargo cono literario recién sacado del frigorífico de mis queridos autores rusos: El capote, de Gógol, un gran escritor del que Dostoievski llegó a decir "todos hemos salido de Gógol" (supongo que se referiría a los literatos rusos de su quinta; qué locura si no, ¿no?).

Y bueno, pues que El capote es una maravilla de relato, en verdad. Narra la desgraciada fábula de un pobre hombre, un funcionario de la más baja escala que (mal)vive en completa soledad y que es diana de todos los ataques, burlas y bromas pesadas por parte de sus cretinos compañeros de oficina. Para más inri, llega el largo e inclemente Padre Invierno, y resulta que el pobre funcionario descubre que su viejo capote, que tan bien le protegía del diabólico frío ruso, no se puede remendar más y que va a tener que comprarse otro sí o sí, todo un drama, ya que sus ahorros son escasos.
Así que imaginaros, niños y niñas, el sacrificio económico que hace el hombre para que su sastre le cree el capote más maravilloso que se pueda permitir. Y bueno, al final, la capita le queda muy lucida y la lleva al trabajo, y ahí es donde comienza a disfrutar de cambios en su cochambrosa vida: sus colegas le aplauden la compra, y aunque no exenta de cierta sorna, le regalan toda una ola de cumplidos y buenas intenciones. Pero este punto de inflexión que el nuevo capote concede a nuestro protagonista, un maltratado por la existencia al que Gógol logra que compadezcamos sin dar detalles sobre su pasado y su personalidad (todo un logro del escritor), no dura demasiado. La envidia y la mala fortuna se la jugarán al pobre funcionario...
Tenemos, por tanto, una pequeña daga inyectada en hiel, néctar, ácido, y en su final, una pizca de fantasía estilo relato de Hoffmann, que hacen de El capote una joyita que da que pensar más de lo que parece. Se trata de una exquisita pieza de artillería de la mejor calidad con la que Gógol dejó patente su genio y abrió paso a los románticos que extraían su inspiración de la triste y predecible realidad cotidiana, presuntamente ajena a las artes y a los sueños.
Así que os lo recomiendo apasionadamente, niños y niñas. Leed El capote ya sea torrándoos en la playa, en vuestra colonia de monitores papanatas, o entre boñigas y renacuajos en el pueblo de vuestros abuelos. Saborearéis así parte de la árida esencia que destilará vuestro mundo dentro de un mes: cuando la "vuelta al cole" sea un desastre inminente...
Sed felices.

4 comentarios:

Maese Salakov dijo...

Un gran cuento, uno de los más grandes. "Qué pena que no sea ruso, señor...".

Recomendadísimo.

Maese Salakov _ dijo...

Y al hilo, el año pasado, en "La Fundición" de Deusto dieron una obra de teatro sobre Daniil Khrams en el que, entre otras cosas, se decía esto:

(copio y pego en inglés porque no está traducido al castellano)
________________________

"Something About Pushkin

It’s hard to say something about Pushkin to a person who doesn’t know anything about him. Pushkin is a great poet. Napoleon is not as great as Pushkin. Bismarck compared to Pushkin is a nobody. And the Alexanders, First, Second and Third, are just little kids compared to Pushkin. In fact, compared to Pushkin, all people are little kids, except Gogol. Compared to him, Pushkin is is a little kid.

And so, instead of writing about Pushkin, I would rather write about Gogol.

Although, Gogol is so great that not a thing can be written about him, so I'll write about Pushkin after all.

Yet, after Gogol, it’s a shame to have to write about Pushkin. But you can’t write anything about Gogol. So I’d rather not write anything about anyone.

Kharms "

David dijo...

Imprescindible la edición de Nórdica Libros, con ilustraciones de Noemí Villamuza.

Podéis ver algunas aquí: http://lleixes.blogspot.com/2009/06/el-capote-nikolai-gogol.html

Saludos,.

Maese Salakov dijo...

Buenísima edición, ya lo creo. Aunque un tanto cara. Le tengo echado el ojo a ese libro y a "Bartleby, el escribiente" (también de Nórdica) hace días. Me los pediré para Reyes, o algo así...