domingo, 8 de agosto de 2010

Robert A. Heinlein: Estrella doble



Título original: Double Star
Idioma original: inglés
Fecha de publicación: 1956
Valoración: muy recomendable

A pesar de que Heinlein es considerado uno de los Tres Grandes de la ciencia ficción, colocándole, además, siempre en primer puesto, aún no había leído nada suyo. De hecho, seguro que si menciono a los otros dos, Asimov y Arthur C. Clarke, los reconoceis. Pero, ¿ y Heinlein? Ha sido el único en ganar cuatro premios Hugo, y alcanzó la fama rapidísimo en su país, y después también fuera. Sin embargo, aquí resulta bastante desconocido...

Y es que su pensamiento puede hacernos rechazar un tanto su obra. Y aquí me he encontrado ante uno de los dilemas a los que se puede enfrentar un lector cuando decide conocer al autor del libro que ha leído, o va a leer: ¿podemos introducirnos en su lectura, obviando la personalidad y el pensamiento de un autor que nos resulta sumamente desagradable? A Heinlein le acusan de fascista, a pesar de reconocerse socialista en su juventud. Pero a través de sus escritos se puede observar cómo van cambiando sus ideas y los que le conocieron, comentan cómo iba haciéndose cada vez más dogmático. También le acusan de machista y, la verdad es que sus personajes femeninos dejan bastante que desear (por cierto y apunte para frikis, el personaje femenino de este libro se llama Penny, y tiene más que cierto parecido con la Penny de Big Bang Theory. ¿Sheldon por Asimov, y Penny por Heinlein?)

Pero Estrella doble pertenece a su primera etapa. El argumento es bastante sencillo, y político. Es decir, no estamos ante un libro de Ci-fi que nos detalle los pormenores de la nave en la que viajan,sino que Heinlein podía haberlo situado en cualquier época y lugar. Lo importante no es tanto el entorno, como lo que sucede en él. Fue pionero en la introducción de la política y la religión en la literatura de ficción.

Sumamente ágil, se lee del tirón y te mantiene fiel a cada página. Sí, se lee rapidísimo, 150 páginas que parecen 30! Y engancha. He dicho que el argumento es sencillo, pero psicológicamente completo. Mucho diálogo y descripciones precisas. Muy claro y bien escrito.

No puedo desvelar el argumento porque le quito toda la gracia, tan sólo diré que el protagonista es el discurso político del partido Expansionista, y el personaje principal es un actor conocido como “el gran Lorenzo” que se encontrará con el protagonista y con el mayor papel de su vida.

Vamos, todo un clásico del género que hay que leer. Lo demás hay que dejarlo en el tintero.

7 comentarios:

Ensada dijo...

Fascista, misógino, militarista, antidemócrata y con un tufillo pederasta e incestuoso. Una verdadera "joya" como persona, aunque un buen escritor. Que es lo único que lo salva, porqué sino ni nos molestaríamos en hacerle ningún caso, es el estereotipo yanki de pailan ignorante y palurdo.

Sonia dijo...

Y ahí está el quiz de la cuestión, podemos abstraernos del autor al leer su obra? Cuánto de sí mismo transmite en sus páginas? Me viene a la mente Cela, que como persona dejó bastante que desear y, sin embargo, era un buen escritor...

Santi dijo...

Pues sí, siempre resulta complicado juzgar objetivamente la obra literaria de un autor que nos resulta ideológica, moral o personalmente despreciable. Y sin embargo, lo mismo que hay libros espantosos escritos por bellísimas personas, también hay libros magníficos escritos por auténticos cabrones.

De Heinlein me leí Amos de títeres (The Puppet Masters), y es una de mis novelas de terror/ciencia ficción favoritas. Es una curiosa novela, antecedente más que probable de The Body Snatchers, y en las dos parece bastante claro el paralelismo entre los extraterrestres que te absorben la mente, te privan de tu libertad y te hacen comportarte de manera distinta, y el comunismo, el gran coco en la América de la Guerra Fría. Vamos, una curiosa manifestación de la paranoia de su tiempo...

Tallahassee dijo...

Puff el caso es que es un escritor muy bueno, que sabe manejar muy bien los tiempos en su novela, tanto que incluso aquellos que repudien su ideología subyancente pasarán un buen rato.

Sonia dijo...

Pues eso, que como escritor es muy bueno. Estrella doble se lee rapidísimo, no te das cuenta hasta que ya estás en las últimas hojas! Mantiene la tensión y sí,coincido en lo de los tiempos, perfectos.
Santi,terror ciencia ficción? Pues ese va a ser el próximo suyo que lea;-)

izas dijo...

Yo leí Forastero en tierra extraña y tiene un tufillo fascistoide y extremadamente machista que tira para atrás. Heinlein escribe bien, sí, pero tiene unas ideas de lo más peligrosas.

Viruk dijo...

De los escritores hay que olvidarse de la ideología salvo cuando permea su obra. A mi el libro sencillo y efectivo y el protagonista hubiese sido un digno protagonista de más folletines espaciales