jueves, 26 de agosto de 2010

William Shakespeare: Romeo y Julieta

Idioma original: inglés
Título original: Romeo and Juliet
Año de publicación: 1597
Valoración: imprescindible

La trágica historia de la pareja de enamorados más famosa del mundo es por todos conocida (pese a todo, me esforzaré por no desvelar el archiconocido final). Sin embargo -y quizá me equivoque-, me parece que es una de esas grandes obras de la que la mayor parte de la gente ha leído apenas unos fragmentos. Se me antoja un poco como El Quijote, una obra que -lo confieso- en casa de mis padres sirvió durante mucho tiempo para calzar un armario. ("¡¡¡Buuuuh, buuuuuuuh!!!", me abuchean voces de fondo).

A mí la lectura de Romeo y Julieta me sorprendió gratamente, y voy a escribir esta reseña en función de mi experiencia como lectora contemporánea. Si queréis un análisis más erudito de la misma, estoy segura de que encontraréis numerosas fuentes en Internet que podrán saciar vuestra curiosidad mucho mejor de lo que lo haría la que escribe estas líneas.

Lo que sigue no es nada nuevo, pero Romeo y Julieta es una obra universal. Y es que trata un tema tan universal e intemporal como el amor: el que se profesan los protagonistas es el amor primero, ése que obnubila la mente y los sentidos y nos posee por completo, llevándonos a hacer caso omiso a los dictados de la razón. Ése que todos, o casi todos de nosotros, hemos sentido alguna vez.

Creo que hay que tener en mente todo esto para acercarse a esta tragedia de Shakespeare, cuya enredosa trama resultaría de otro modo totalmente inverosímil: a diferencia de cómo nos los pintan Leonardo DiCaprio y Claire Danes en la "moderna" versión cinematográfica de 1996, los jóvenes enamorados tienen apenas 14 años. De
ahí la efusividad de sus palabras y la impulsividad de sus actos que les conducirán, junto con las jugarretas del Destino, a tan trágico final.

Pero leer Romeo y Julieta es, sobre todo, deleitarse en el preciosismo de un lenguaje poético en mi opinión difícilmente igualable. Quien decida abordar la obra ha de olvidarse del lenguaje ordinario y dejarse envolver por uno que se regodea en sí mismo creando imágenes de embaucadora belleza.

Y esto lo dice una que leyó la obra a regañadientes convencida de que iba a ser "una cursilada" (a los 18 yo no estaba para tonterías). Sólo tuve que leerla para cambiar de opinión. Y vosotros, ¿qué opináis?

Por cierto: recomiendo fervientemente la versión cinematográfica de Franco Zefirelli (la fotografía es de una secuencia de la escena del balcón de dicha película).

4 comentarios:

izas dijo...

Estoy de acuerdo, Romeo y Julieta (cualquier otra obra de Shakespeare, ya puestos) es un libro imprescindible. Yo también la leí convencida de que iba a ser una cursilada y también tuve que reconocer que es una gran tragedia.

Y sí, je, creo que es como El Quijote, que, como sabes la historia a grandes rasgos, no la lees (o lees cuatro fragmentos), pero opinas sobre ella igualmente :)

Administrador 1 dijo...

Muy buena Paula.

La verdad, no me he atrevido nunca a leerla, pero lo haré en cuanto acabe en lo que estoy.

Ahora estoy con El viaje del Elefante (Saramago), pero antes lei Juli Cesar, también de Shakespeare y lo recomiendo con fuerza. Todos conocemos la historia de Julio Cesar que cuetna William, pero poca gente conoce su lectura. Después de haberlo hecho, he cambiado de opinión con respecto de alguno de los personajes (Brutus fascina).

saludos

Melissa Vizcarra dijo...

Romeo y Julieta es una de obras mis favoritas de Shakespeare (junto con Sueño de una noche de verano). Estoy de acuerdo contigo con que el lenguaje es realmente exquisito.

Además recomiendo la obra de ballet basada en Romeo y Julieta. Especialmente la versión del Royal Ballet con Alessandra Ferri. Esa adaptación ha sabido captar toda la emoción de esta obra imprescindible. :)

Sonia dijo...

El siempre perfecto e imprescindible Shakespeare. Hamlet es mi favorita, pero cualquiera es tremenda.Y la imagen de Brutus sí que cambia al leer la versión shakesperiana;-) Más cercano, real y comprensible...