sábado, 21 de agosto de 2010

Agatha Christie: Asesinato en el Orient Express

Idioma original: inglés
Título original: Murder on the Orient Express
Año de publicación: 1934
Valoración: está bien

Agatha Christie escribió libros como churros, y yo leí muchos de ellos en un momento muy concretode mi vida que coincidió con mi "época Stephen King". Salvando obvias diferencias, ambos autores me han proporcionado muchas horas de entretenimiento, y, como discutíamos en los comentarios de mi reseña de la saga Harry Potter, hay veces que "sólo" -que no es poco, ojo- buscamos que un libro nos haga mordernos las uñas con avidez.

Salvo excepciones, y la novela que hoy reseño es una de ellas, los libros de Christie se mezclan en mi cabeza en un desorden de argumentos, personajes arquetípicos (la viuda negra, el mayordomo abyecto, el joven heredero...) y misterios indefinidos. Y es que todos estos elementos suelen diferenciarse poco entre ellos. No obstante, el Asesinato en el Orient Express dejó una asombrada huella que ni el tiempo ni otros libros de mayor profundidad argumental y calidad estética han podido borrar. Y es que el desconcertante crimen que el detective Hércules Poirot se encarga de resolver para nosotros es del todo original. Aquellos que gustan de jugar a los detectives cuando leen este tipo de novelas se quedarán, a buen seguro, con un palmo de narices.

Para despertar el gusanillo, os hablaré del asesinato en cuestión: un hombre muere apuñalado en el compartimento contiguo al del famoso detective belga en el Orient Express, y no sólo presenta su cuerpo doce puñaladas asestadas por diferentes manos y con diferente hondura (algunas son claramente obra de un diestro, otras de un zurdo...), sino que las numerosas pruebas encontradas en la escena del crimen apuntan a dispares sospechosos.

E incluso algunas de estas pistas parecen haber sido dejadas allí intencionadamente. Tendréis que leerlo para descubrir el motivo ;)

3 comentarios:

izas dijo...

Yo también tuve una época en la que devoraba los libros de Agatha Christie, y guardo de éste muy buen recuerdo.

A pesar de que la autora me parece un poco tramposa (en muchos de sus libros el asesino acaba siendo el primo lejano apenas mencionado en las primeras páginas que no ha aparecido en toda la novela), reconozco que disfrutaba muchísimo de sus misterios.

Santi dijo...

Yo nunca he sido un gran fan de Agatha Christie, la verdad, aunque sí que me he leído unas cuantas de sus novelas. En general, me daba la impresión de que sus tramas eran demasiado lentas y como dice Izas, la solución a los misterios era a veces demasiado rebuscada. Tengo mejor recuerdo de sus relatos cortos...

galgata dijo...

Nunca he leído a la Agatha Christie, qué vergüenza, ¿cierto? Ahora le voy a dar una oportunidad atrasada :)