miércoles, 7 de abril de 2010

Takiji Kobayashi: Kanikosen. El pesquero

Idioma original: japonés
Título original: 蟹工船
Año de publicación: 1929
Valoración: Muy recomendable

A lo largo de la historia de la literatura, la vida de la gente de mar (ya sean pescadores, transportistas o militares) parece haber sido una fuente inagotable de inspiración, como muestran obras como Moby Dick, El viejo y el mar, la serie de Aubrey-Maturin, etc. En Kanikosen, los protagonistas son los miembros de la tripulación de un pesquero, un extraño grupo formado por experimentados y alcoholizados lobos de mar, estudiantes que han de pagar una deuda al Estado y campesinos que ven en el trabajo en el barco la única manera de poder salir adelante y sacar a sus familias de la pobreza.

Faenando en la costa de Kamchatka, al este de Rusia, y vigilados de cerca por barcos de la marina Imperial japonesa, la tripulación sufre interminables jornadas de trabajo, los castigos inhumanos del patrón y un sinfín de enfermedades causadas por la falta de higiene, el agotamiento y la paupérrima alimentación. A pesar del miedo a las represalias, poco a poco se extiende entre los agotados hombres el germen de la revolución e, inevitablemente, el motín estalla.

Considerado un clásico de la literatura japonesa y comparado con Las uvas de la ira, Kanikosen es también una obra escrita con la intención de defender los derechos del proletariado y de denunciar los abusos a los que estaba sometido. Por eso, no es de extrañar que su autor (colaborador con el movimiento sindical y el Partido Comunista, y secretario de la Asociación de Escritores Japoneses) fuera perseguido, encarcelado y torturado hasta la muerte, convirtiéndose así en un mártir del movimiento obrero japonés.

Pero Kanikosen es algo más que un libro-denuncia. Es una gran novela que relata con maestría la vida de los hombres de mar, sus miedos y anhelos, que nos atrapa desde la primera página e inevitablemente se convierte en un ejemplar indispensable en nuestra librería.