sábado, 17 de abril de 2010

Colaboración: El curioso incidente del perro a medianoche, de Mark Haddon

Idioma original: inglés
Título original: The curious incident of the dog in the night-time
Fecha de publicación: 2004
Valoración: muy recomendable

Christopher tiene 15 años, adora las listas, y los esquemas, y nunca dice mentiras. Nunca ha pasado de la tienda de la esquina, pero cuando la señora Shears le acusa falsamente de haber asesinado a Wellington, su caniche, decide convertirse en un Sherlock Holmes bastante particular... Christopher es un hacha con las matemáticas, pero odia el amarillo y el marrón. Su orientadora, Siobahn, que tiene el pelo largo y rubio y unas gafas de plástico verde, le ha pedido que escriba el libro que le gustaría leer, y ha decidido que escribirá una novela policíaca; todo un libro con sus pesquisas como detective con los capítulos enumerados con números primos, porque a Christopher le encantan los números primos, aunque odie el contacto físico.

El curioso incidente del perro a medianoche fue la primera novela de Mark Haddon después de una carrera literaria dedicada a los libros infantiles. En ella nos introducimos en el particular universo de Christopher, un chico autista con una visión muy particular y, en ocasiones envidiable, del mundo que le rodea y las personas que forman parte de él. Quizá lo que hace tan especial a esta novela es la narrativa empleada; escrito en primera persona directamente por su protagonista, su lenguaje, sin dejar de ser sencillo, desprende ternura y singularidad, un loable trabajo por parte del autor que consigue que nos pongamos en la piel de ese niño que nunca hemos sido.

“Y esto significa que el tiempo es un misterio, y que no es ni siquiera una cosa, y nadie ha resuelto jamás el rompecabezas de qué es el tiempo exactamente. Y por eso, si te pierdes en el tiempo es como perderse en un desierto, solo que no puedes ver el desierto porque no es una cosa. Y por eso a mí me gustan los horarios, porque son la garantía de que no te vas a perder en el tiempo”.

Pero este pequeño tesoro no sólo constituye una descripción cercana del protagonista, sino que se convierte en una novela de misterio diferente, en la que te encuentras con esquemas, dibujos, fórmulas, gráficos… y con un desenlace poco previsible. Un libro de 268 páginas que se lee con gran facilidad y que engancha desde el primer momento gracias a una forma muy particular de hacernos testigos de una historia que puede parecerse a otras muchas pero que su protagonista hace distinta a las que hayas podido leer hasta el momento. Sin duda, no te arrepentirás de empezarlo y te apenará que se acabe.

Firma invitada: Patricia Sánchez

5 comentarios:

Sonia dijo...

Vaya, este es el curioso libro que apareció en mi casa y que ninguno sabemos de dónde ha salido, pero que, por el título, me llamó la atención. Y lo leí. Y me encantó.
Realmente curioso e interesante!Bienvenida, Patricia!

Dorian dijo...

A mí me encantó este libro, tanto por su originalidad, como por su personaje.

Un saludo,
Dorian.

Profesor Inglés dijo...

A mí me encantó el libro. Además se lo suelo recomendar a mis alumnos de inglés, porque el idioma no es demasiado difícil y es una muy buena introducción a la lectura de novelas en inglés sin facilitar.

Luca dijo...

Doy las gracias a mi profesora de castellano por habernos obligado a leer este libro en su tiempo. Hace ya bastantes años de esto y, sin embargo, hoy en día que estoy estudiando psicología en la universidad, nos lo recomiendan porque el autor capta muy bien el autismo del niño.
Lo recomiendo a cualquier persona y de cualquier edad.

galgata dijo...

¡Es un libro muy bueno! ¡Y distinto a los demás! A mí me gustó muchísimo. No sabía, eso sí, que el autor antes escribía libros infantiles, pero ahora que lo sé, me hace sentido.