lunes, 14 de diciembre de 2015

Zoom: Animales fantásticos y dónde encontrarlos de J.K. Rowling

Idioma original: inglés
Título original: Fantastic Beasts & Where to Find Them
Año de publicación: 2010
Traducción: Alicia Dellepiane
Valoración: Está bien, para muggles; pero imprescindible para magos y potterheads


¿Quién no ha querido tener de mascota a un puffskein?¿O ha soñado con poseer una capa de invisibilidad trenzada con pelo de demiguise?¿O ha tenido pesadillas por culpa de las agromántulas? ¿Cómo?; ¿que no les uena ninguno de esos animales?¿Qué hay, entonces, de las quimeras, los hipogrifos y centauros?; ¿gnomos, trolls, leprechaums, hadas...?¿Los yetis? Seguro que eso ya sí, ¿verdad? (por no hablar de los celebérrimos dragones)... animales fantásticos todos, como indica el título del libro. Aunque puede que lo sean para nosotros, los simples muggles -porque doy por hecho que la mayoría de los que leen este blog son también muggles, como un servidor-, pero no para los magos, que no sólo conviven con estos animales, sino que les protegen y ocultan de miradas profanas -aunque en más de un caso, también se ven obligados a protegerse ellos de los bichos... digo, bestias... bueno, lo que sean-; para conocerlos, en el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería se estudia este libro, obra de Newt Scamander, funcionario del departamento de Regulación y Control de las criaturas Mágicas, del Ministerio de Magia.

Se trata de una obra eminentemente práctica, por tanto: aprenderemos aquí los hábitos del ashwinder, a defendernos de un pogrebin ruso y el curioso origen del quintaped. O a distinguir entre un Colacuerno húngaro o un Galés Verde común (aparte del color, se entiende). Pero también es un libro de lo más ameno y divertido, que encantará, sin duda, a los potterheads y no decepcionará a quien no lo sea, que puede estar seguro de que pasará un rato entretenido y hasta delicioso leyéndolo. Además, conviene estar al corriente del contenido de esta obrita, no sólo para evitar las travesuras de los duendecillos o las mordeduras de los plimpys de agua, sino, sobre todo, porque en ella se basa uno de los estrenos cinematográficos que podemos prever más publicitados del próximo 2016, primera parte, al parecer, de una nueva trilogía de la "saga Potter" (pero sin Harry, Ron Weasley o Hermione, me temo...). Cómo conseguirán sacar tres largometrajes basándose en un librito de poco más de 50 páginas es todo un misterio para mí, pero bueno, si se pudo hacer a partir de El hobbit, supongo que puede repetirse la jugada... Más aún si se trata, como es el caso, de cosa de magia.

O, mejor dicho, magia es lo que nos hará falta a nosotros para librarnos del asedio mediático, así que, para qué resistirnos: mejor relajarnos y disfrutar...



También de J. K. Rowling en Un Libro al Día: la heptalogía de Harry Potter, Harry Potter y el legado maldito

2 comentarios:

Jenifer Campero dijo...

Hola me gustó mucho tu reseña, justo hoy recomendé en mi nuevo (blog opinionsvarias.blogspot.com.es) la saga completa de Harry Potter. Es un universo que me encanta y este libro es el único que no me leí :(

Juan G. B. dijo...

Hola, Jenifer:
Este y otros dos libritos ("Quidditch a través de los tiempos" y "Los cuentos de Beedle el Bardo" los publicó J.K. Rowling a beneficio de la O.N.G. Comic Relief.
Un saludo y gracias por tu amable comentario.