jueves, 28 de agosto de 2014

Katie Kitamura: En el bosque

Idioma original: inglés
Título original: Gone to the forest
Año de publicación: 2013
Valoración: está bien

Esta novela vino recomendada por Ainize Salaberri, la directora de Granite & Rainbow, en cuyo criterio confío casi siempre; y por eso esperaba, y quería, que este libro me gustase. Y al final, pues bueno, tengo que decir que se ha quedado en un término medio: no me parece una mala novela, para ser la segunda novela de una escritora relativamente joven; pero se ha quedado corta en relación con mis expectativas, viniendo recomendada como venía.

En el bosque se sitúa en un país colonial no identificado, en el que un padre y su hijo, que mantienen una tensa y enfermiza relación mutua, regentan una granja en un entorno no demasiado idílico. Esta granja se ve sacudida por tres hechos paralelos: la llegada de una mujer (la sensual e independiente Carine) destinada a casarse con el hijo pero más atraída por el padre; la explosión de un volcán cercano, que lo cubre todo de cenizas; y el fin del periodo colonial, con la ruptura de los viejos vínculos de esclavitud y el reparto progresivo de las tierras de los latifundios.

Así, En el bosque es una novela sobre un mundo que desaparece pero que se resiste a desaparecer, empleando en esta resistencia sus últimos recursos. Es imposible para mí no pensar en Faulkner, aunque naturalmente Kitamura sala perdiendo algo con la comparación. Por otro lado, por su tono épico (también muy faulkneriano) la novela casi parece ser un lamento por la pérdide de ese mundo, por su salvaje virilidad animal, como si ese mundo no incluyese el esclavismo, machismo, explotación, crueldad...

En fin, ¿por qué no me ha gustado más En el bosque, a pesar de que, como digo, es una buena novela, en especial para ser una segunda novela? Pues porque me da la sensación de ya haberlo leído todo antes. Creo que esta descripción del fin del mundo colonial, en la forma en la que Kitamura la hace, no es ya demasiado pertinente, y al centrarse en el conflicto familiar obvia los conflictos colectivos que, ahora mismo, me parecen mucho más interesantes. También con el estilo, efectivo pero también algo efectista, tengo algunos reparos.

No califico esta novela como "recomendable", pero tampoco la "des-recomiendo": podéis leerlo, si queréis, claro, y luego comentar si estáis más cerca de la opinión de Ainize o de la mía...