viernes, 1 de agosto de 2014

Julian Barnes: Una historia del mundo en diez capítulos y medio

Título original: A History of the World in 10  1/2 Chapters
Idioma original: inglés
Traductora: Maribel de Juan
Año de publicación: 1989
Valoración: Muy recomendable

El gran escritor inglés Julian Barnes publicó hace ya 25 años (nada menos), esta colección de relatos (10 y medio, como indica el título… o quizás alguno más), que, en realidad, es más que una simple recopilación. También puede parecer excesivo titularlo como “Historia del mundo”, aunque ciertamente es UNA historia del mundo, de la misma forma que otros diez relatos distintos podrían componer otra Historia del mundo diferente, claro. Tampoco hay que olvidar el punto irónico del título, más aún cuando el autor es un cultivador del característico humor que, según el tópico, es casi un marchamo del estilo británico (y eso que Barnes es un confeso francófilo… ¿Otra muestra de humor, quizás?).

Los diez capítulos a los que hace referencia el título son diez relatos quese imbrican unos con otros y tienen en común el tema, ya sea de manera directa o tangencial, del arca de Noé, el diluvio y, más aún, del naufragio del errático devenir humano. Aparte de estos hilos más o menos visibles que unen unos relatos con otros (me resisto a llamarles cuentos) y en lo que Barnes es un maestro de la sutileza, como ya ha demostrado después, en otros de sus libros de relatos, los que componen éste varían bastante en ambientación, en ejecución (aunque no en estilo) y en resultado. Los más redondos, en mi opinión, son el primero (“El polizón”): divertido a más no poder; el quinto (“Naufragio”): magistral también como lección de Historia y arte; el séptimo, que en realidad es un 3 x 1 (“Tres historias sencillas”, aunque de sencillas no tienen nada, como ya verá el lector). Y, por supuesto, el décimo (“El sueño”), que es genial, jocoso y absolutamente delicioso.

El “medio capítulo” del que habla el título es un “Paréntesis” en el que Barnes hace una reflexión sobre el amor (sobre el amor romántico o de pareja, no el amor universal a la Humanidad o a la Natura), que recuerda un poco en el tono, a la confesión del médico protagonista de El loro de Flaubert.

Un ejercicio de virtuosismo de un gran escritor, un carrusel de agudeza y diversión; una demostración de que cualquier tema, por peregrino que parezca, puede ser una excusa válida, en manos del talento y el buen oficio, para hablarnos de la condición humana y sus infinitos matices. Una gozada, sin más.


Otros libros de Julian Barnes en Un Libro Al Día: Aquí