viernes, 30 de agosto de 2013

Colaboración: Carpe diem de Saul Bellow

Idioma original: inglés
Título original: Seize the day
Año de publicación: 1956
Calificación: Está bien

No creo que Carpe Diem sea una obra para justificar la decisión de la academia sueca al entregarle el Premio Nobel a Saul Bellow. Uno se debería remitir a Herzog (del mismo autor) para tener más claras las razones pero no es una mala idea seguir explorando el universo de Bellow a través de una novela tan ligera, rápida y agradable de leer como Carpe Diem

La novela tiene como protagonista a un hombre llamado Tommy Wilhelm que ha fracasado en todos sus proyectos, usualmente impulsados por su espíritu infantil, y que no tiene más remedio que apoyarse en su padre para sobrellevar los días, que a Tommy le resultan agotadores aunque demuestre todo lo contrario, esta ya es una jugada de narración que le da méritos a Bellow. Tommy decide entonces que no puede caer más bajo, que deberá cambiar su destino y para lograr sus planes se deja convencer de un hombre de discurso visionario que sostiene sobre todo una filosofía de Carpe Diem, de vivir el día al máximo aprovechándolo todo.

Es una novela que nos remite al hombre fracasado en la actualidad, a la desesperación por encontrarle un sentido a la vida, que usualmente se encuentra ligado al dinero. Tommy busca ser un orgullo para su padre, para su ex esposa e hijos, ser un hombre respetable en sociedad pero los años, que pasan sin haberse dado cuenta, lo han destrozado y en vez de explotar, decide convencerse por las palabras de un personaje sumamente misterioso que lo guía al mundo de la bolsa de valores de una manera mucho más sentimental que financiera, será este un punto clave en el entendimiento de Tommy, el protagonista posee más esperanza de la que se puede permitir, resulta triste, por ratos, la negación de la realidad del personaje principal.
Más allá de la historia, el libro se encuentra escrito de una manera efectiva, se vive en un mundo apresurado, las sospechas no son profundas, son en cambio pasajeras y contradictorias, es una psicología del hombre moderno, incluso el odio, que es un sentimiento poderoso, se pinta de manera rápida y se antepone a una obligación al amor, se entremezclan los sentimientos, que en este escenario, parecen sensaciones.

Sin embargo, no creo que sea esta una historia imprescindible de la literatura a pesar de poseer el tema universal de la angustia del hombre. Mantengo la idea de que Herzog expresa mucho mejor el hundimiento de los hombres y la manera en que su psicología sufre un gran cambio a partir de este. Pero Bellow nos deja, aquí, dos personajes memorables, el timado y el timador, que nos puede ser de utilidad conocer.

Otras obras de Saul Bellow en ULAD: Dejando la casa amarillaHenderson, el rey de la lluviaLa víctima


Firmado: Juan Diego Hernández Chávez.

3 comentarios:

Il Gatopando dijo...

No me convence la traducción que han hecho del título. Para mí, su idea se corresponde mejor con la expresión "coger algo al vuelo".

Coincido con el crítico en que se trata de una obra menor de Bellow.

Lady Aliena dijo...

Has pasado por mi blog. Te devuelvo la vista. Saludos

Karenin dijo...

Posiblemente su Herzog sea su novela más Bellow.