sábado, 23 de octubre de 2010

Dostoievsky: Crimen y castigo


Título original: Преступление и наказание
Idioma original: ruso
Fecha de publicación: 1866
Valoración: imprescindible

Aquí tenemos uno de los imprescindibles más claros que podemos reseñar. Crimen y castigo no se trata tan sólo de un clásico universal o de una de las obras literarias más influyentes, sino que nos encontramos ante todo un estudio de la psicología humana llevada al límite.

Dostoievsky tuvo una vida nómada, trágica y marcada tanto por la enfermedad, como por la miseria y la pobreza. Su padre tiránico fue torturado y asesinado por sus propios campesinos, Fíodor estuvo a punto de morir fusilado por pertenecer a un grupo nihilista, varios de sus hijos murieron al poco tiempo de nacer, jugador empedernido que arrastró deudas por toda Europa. Y después cristiano, escritor de prestigio en algunos momentos, y precursor del existencialismo. Ahí es nada.

Sobre esta base se asentaron varios de los hechos que nos relata, de marcado carácter autobiográfico. Por ejemplo, en la obra cumbre que presentamos hoy, el protagonista, Rodion Raskolnikov, un joven estudiante, comete un crimen que marcará toda la acción. Se siente culpable, al igual que el propio Fíodor se sentía culpable por haber deseado la muerte de su padre en varias ocasiones.

Pero dejemos la psicología barata para centrarnos en este tocho impresionante. Personajes complejos, y tocho complejo. Los sucesos son claros y se muestran, desde una voz en tercera persona, tal y como ocurren. Pero los pensamientos del personaje principal inundan el texto y lo dificultan y enrevesan, tal y como nos pasa en la realidad. Magistralmente escrito, y descrito, llegas a sumirte en una atmósfera agobiante, donde el drama está en todos los rincones. Sientes como crujen los escalones que suben a la habitación de Raskolnikov, sientes su odio, su culpa, su arrepentimiento. Tanto el antagonista como los personajes femeninos aportan otros puntos de vista que complementan la ideología del autor y los sucesos del libro. Algunos diálogos son imprescindibles por sí solos.

Leí esta obra hace años, y me cautivó desde la primera página. Es oscura y te hace tambalearte, plantearte cosas, reflexionar...

Genial. Existencialista. Profunda. Trágica.

Perfecta.

10 comentarios:

Santi dijo...

De esta novela tengo muy grabados dos pasajes, que aparecían en dos libros de clase: uno es el pasaje en el que Raskolnikov argumenta que, dado que él pertenece a una clase superior de individuos, no le afectan las mismas normas morales que a los demás, y por lo tanto puede hacer lo que quiera, incluso matar. El otro es el pasaje del crimen en sí, descrita con una minuciosidad brutal. Las dos escenas me impresionaron: no había leído nada parecido antes. Así que en cuanto pude corrí a la biblioteca a coger el libro, y no me decepcionó...

Anónimo dijo...

Mi segundo libro preferido. Una maravilla. Muy buena reseña, Sonia.

Yemila

Anónimo dijo...

Jo, pues a mí se me hacía excesivamente denso y lo tengo abandonado desde hace meses encima de la mesilla de noche... y sin muchas ganas/intención de retomarlo en el corto plazo...

Anónimo dijo...

¿Podríais recomendarme una traducción/edición que sepáis que es buena de este libro?
Es que ya me ha pasado lo de leerme una mala traducción de un libro de lengua extranjera, y destroza la historia totalmente.

javi galván dijo...

"Crimen y castigo" era lectura obligada en el instituto; sin embargo, paradójicamente, no es ésta la mejor obra de Dostoievski. Si preguntáramos a gente de Rusia, nos hablarían de "El idiota" "Los endemoniados", "Los hermanos Karamazov" "El jugador"; por tanto, no sé, diría que corresponde a la sociología del lenguaje discernir el éxito allende las fronteras de este opúsculo (dicho lo cual, he de precisar que me pareció una historia omnisciente digna de total encomio)

Fernando dijo...

No existe en toda la literatura ningún tour-de-force psicológico como el que sufre Raskólnikov en Crimen y Castigo.

María Paz Greene F. dijo...

Lo he intentado, no lo he logrado, pero era una adolescente, lo intentaré de nuevo. Muchas gracias por tu crítica. Admito que (en una nota más ligera), me hizo reír la parte del "título original", jajaja.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Julian Jimenez dijo...

Me ha fascinado las descripciones que hace Dostoievski de los personajes. El hilo de suspenso y de depresión que forma el carácter de Rodión es muy fuerte, a pesar de ser un protagonista único, en el que se muestra tanto la humanidad como la pretención de hacer justicia por sus propios medios; hacen de Rodión un personaje particular en toda la literatura. Me gustan esos paisajes que se muestra en la novela; la habitación de Rodión- ese lúgubre ático en lo último de la casa, imaginarme las escaleras de la casa de MArmeladov, el cucurucho de la habitación de Sonia, me hacen ver un cuadro enigmático que refleja sus habitaciones. En fin... Tanto el espacio en que se relacionan, como sus personajes, son fantásticos.

Leyla Christina dijo...

Es mi libro favorito. Desde que lo leí tengo a Dostoievski como un maestro a seguir y a Rodia como mi personaje favorito. Raskólnikov es un personaje único que cautiva por la complejidad de su psicología, ¡se siente tan vivo! Razúmijin también es un personaje muy bueno y creo yo que es clave para el desenvolvimiento de la novela. Crimen y castigo es un libro de culto que tiene muy bien merecido el lugar que se le reconoce.