lunes, 5 de julio de 2010

Libros para el verano: Estúpidos hombres blancos, de Michael Moore


Título original: Stupid White Men...and Other Sorry Excuses for the State of the Nation
Idioma original: inglés
Fecha de publicación: 2002
Valoración: recomendable

Hace unos años fui a Menorca en verano para trabajar en un hotel. Como iba con la mochila y a probar suerte, sólo me llevé un libro, que leí rápidamente cuando ya estaba trabajando y sabía que me iba a quedar tres meses. Así que tuve que buscar más lectura. El hotel y todas sus instalaciones estaban diseñadas para el turista extranjero, y en la sección de venta de libros, es decir, esos stands que giran con un montón de libros de bolsillo, la gran mayoría estaban en inglés. Pero encontré el de Michael Moore, en castellano. Así que lo compré. Y lo devoré.

Es su tercer libro, publicado el mismo año que el estreno del documental Bowling for Columbine (huelga decir que soy seguidora de sus películas). Se dice de este libro que es una sátira política y que arremete contra el gobierno estadounidense de George W.Bush. Cierto,es una sátira, pero sobre muchas más cosas. El tema central es George W. Bush y cómo amañó las lecciones. Se vuelve sobre su persona una y otra vez, pero no es el único eje. Es decir, no se critica tan sólo el gobierno de un país, sino cómo esto es el resultado de gestiones anteriores que derivan de conceptos como el racismo y la xenofobia, el machismo, la explotación y el interés de las grandes multinacionales, terminando todo sometido al dictado de la economía. Si en este camino hacia el máximo beneficio hay que dirigir peones que se convierten en presidentes, tanto mejor.

No sé si es la mejor lectura para relajarse observando las olas o tras un duro día de montaña y agujetas, pero desde luego ayuda a reflexionar (se esté o no de acuerdo con lo que Moore expone) y a debatir, pues seguro que hay párrafos que desearás comentar con los que te rodean, y así se producirán esas maravillosas conversaciones nocturnas sobre cómo cambiar el mundo...

5 comentarios:

Montuenga dijo...

Admiro a Moore, he visto sus películas. A los libros aún no les ha tocado pero estoy segura de que están a la altura. Una buena recomendación.

Javier Munguía dijo...

Qué buenas reseñas publican. Breves y accesibles sin que ello les reste agudeza, aderezadas siempre con apuntes interesantes que invitan de forma muy convincente a leer los libros que recomiendan. Felicidades por su blog y por lograr su cometido de reseñar un libro al día. Saludos.

Ensada dijo...

Lo que más me gusta es que todas sus afirmaciones están referenciadas a periódicos o documentos del Congreso, CIA, etc. Sabiendo todo eso, no sé como no lincharon a Bush.

Sonia dijo...

Javier, muchísimas gracias por los comentarios. Desde el blog queremos promover ese vicio tan maravilloso de la lectura;-)
Montuenga, después de este libro,leí otros dos y todos siguen la misma línea. Llega un momento en el que te desesperas porque parace que está todo muy difícil, pero con gente como Moore aún hay esperanza;-) Has visto "Sicko"? Ensada, a Moore le acusan de exagerado, pues dicen que manipula esos datos diciendo medias verdades. En la de Sicko,cuando sale Cuba y pone llamas de fondo,etc, notas que está siendo lo más satírico posible. Exagerado? Bah, buenos golpes de efecto;-) pero los datos objetivos son objetivos, y yo tampoco entiendo cómo volvió a salir elegido!!

Ekaitz Ortega dijo...

Yo también opino que Moore es muy manipulador y a veces tira por un excesivo sentimentalismo, sobre todo en sus películas. En general estoy de acuerdo con él y los ideales que transmite, aunque también tengo la sensación de que su conocimiento de otros países es más limitado de lo que quiere mostrar. Me cae simpático el hombre.

Respecto a sus libros, son entretenidos, divertidos, contestatarios y didácticos. Como lectura de verano son perfectos. De los que he leído, éste es el que más me ha gustado.

Un saludo.