sábado, 18 de abril de 2009

Mario Vargas Llosa: La Fiesta del Chivo

Idioma original: español
Año de publicación: 2000
Valoración: muy recomendable

Uno de los últimos ejemplares de ese género rabiosamente latinoamericano que es la novela de dictadores. Cuenta la historia del general Trujillo, apodado El Chivo, dictador de la República Dominicana durante 30 años. En realidad, la novela no recorre todo ese arco temporal, sino que se sitúa en dos momentos diferentes: el día de 1961 en que un grupo de opositores ajustició a Trujillo, y la estancia de Urania Cabral en Santo Domingo muchos años después. A través de los pensamientos del propio Trujillo y de los recuerdos de Urania, hija de uno de sus principales colaboradores, se va mostrando la sórdida estampa de un régimen violento y enfermizo.

La estructura narrativa es bastante compleja. A las dos líneas que ya he comentado se une una tercera: la de los conjurados que asesinan al dictador. Las tres líneas narrativas se van alternando, dedicándose un capítulo sucesivamente a cada una. Esto puede resultar algo confuso al principio, pero creo que es un gran acierto de la novela. Vargas Llosa consigue transmitir un clima por completo distinto en cada línea. Así, en una se introduce en los pensamientos de Trujillo, a lo largo de su último día de vida. Con una estremecedora empatía consigue meterse en la mente del dictador, captando de forma brillante sus miedos, sus orgullos, sus derrotas secretas. En otros capítulos el lector revive la larga espera de los conspiradores, marcada por los recuerdos de las humillaciones que todos deben al Chivo y las tensiones entre ellos. La tercera línea, por último, está centrada en la visita de Urania Cabral a su padre anciano, que se convierte en todo un ajuste de cuentas con un pasado doloroso del que no pude librarse.

La alternancia entre tonos y ritmos tan distintos hace que el lector se enganche desde el principio. Sólo hay un momento en el que la lectura puede hacerse cuesta arriba, y es cuando se relatan, con todo realismo, las torturas a las que fueron sometidos los asesinos de Trujillo.

4 comentarios:

Paula dijo...

Este buen hombre es una de mis lecturas pendientes. Gracias.

Guillermo Gómez dijo...

Acabo de terminar de leerme "La fiesta del chivo". La tenía pendiente desde hace tiempo.
La verdad es que he disfrutado muchísimo del libro, probablemente yo le hubiera puesto la calificación de "imprescindible". Es de lo mejorcito que he leído desde hace tiempo.

Jaime dijo...

Es genial esto de que podamos compartir entre nosotros lo que nos han parecido los libros que vamos leyendo, ¿verdad? Pues sí que está muy bien; es acojonante cómo se mete Vargas Llosa en la mente de un tipo así con toda naturalidad. Uno acaba convencido de que esos tenían que ser sus verdaderos pensamientos...

Santi dijo...

Pues yo, como Jaime, lo dejo en un "Muy recomendable". Es una buena novela, desde luego muchísimo mejor que El sueño del celta: mejor construida, mejor escrita, con personajes más complejos y mejor descritos...

Pero para ser un "Imprescindible", para mi gusto por lo menos, le falta algo de fantasía, un punto de sorpresa por algún lado: en la trama, en el estilo, en algún pormenor desconocido o trivial... Es una gran "novela documental", pero para ser una grandísima "novela a secas" le falta un puntito de poesía.

Pero vamos, insisto, nada que ver con ese gran fracaso que es El sueño del celta...