viernes, 3 de abril de 2009

Fernando Pessoa: Libro del desasosiego

Título original: Livro do DesassossegoIdioma original: Portugués
Fecha de publicación: 1982
Valoración: Muy recomendable

En el momento de poner las etiquetas para esta entrada, dudo: ¿es el Libro del desasosiego una novela? ¿Es el diario de Bernardo Soares, el protagonista, o quizás el del propio Pessoa? ¿Un ensayo? ¿Unas memorias? ¿Es, adelantándose a la actual moda, un ejemplo de autoficción? Es realmente un libro muy difícil de clasificar: está compuesto de fragmentos dispersos, fue escrito a lo largo de más de veinte años (desde 1912 hasta 1935) y en el momento de la muerte del escritor se hallaba todavía en un estado informe, sin ordenar, sin completar y lleno de pasajes dudosos.

Estas dificultades textuales y genéricas, sin embargo, no impiden disfrutar de la lectura del diario o cuaderno de notas -hoy lo llamaríamos "blog"- de un personaje sentimental e hipersensible de la clase media lisboeta de comienzos de siglo. Aunque algunos de los sufrimientos del protagonista nos queden ahora algo lejanos o suenen demasiado afectados (tanto Pessoa como Soares pueden calificarse como posrománticos), esta distancia temporal o estética la salvan la sensibilidad del autor hacia la realidad, y sobre todo hacia el efecto de la realidad en sí mismo, además de su capacidad para trasladarla a páginas claras y llenas de poesía, que recuerdan, por su concisión y su pureza, a las de Josep Plá en el Quadern gris.

¿Es Soares un alter-ego del propio Pessoa? Resulta difícil decirlo: lo sería si el autor fuese cualquier otro. Lo es más en el caso del poeta portugués, que se valió de la creación de heterónimos en su obra poética, y que en este caso, en cambio, parece querer distanciar a Soares calificándolo como personaje, y recurriendo -de manera muy sutil, eso sí- al tópico del manuscrito encontrado. Sea como sea, el Libro del desasosiego es sin duda una puerta abierta al mundo de Pessoa, y a su original manera de entender la poesía, el mundo y a sí mismo.

10 comentarios:

esti dijo...

ese libro me espera desde hace tiempo.
quizá aún no había llegado el momento de que nos encontráramos.
el caso es que este post me ha dado ganas de buscarlo.. :)

jacuam dijo...

Es curioso, pero nunca había pensado que determinados géneros parecen ser más propicios para los heterónimos, alter egos y demás juegos identitarios.. Serían, claro, los que hacen una referencia más directa (o digamos, más explícita) a la subjetividad del autor.
Esto es una perogrullada, desde luego. Pero la mención que haces del fenómeno blog me ha llevado a pensar que nuestro tiempo parece promover mucho más todo ese juego de identidades. Tener un avatar virtual está hoy al alcance de cualquiera, incluso el nick es prácticamente una obligación.
¿No nos da eso, de algún modo, más libertad, puesto que cada uno puede presentarse ante los demás como quiere ser y no tanto como es "en realidad"? Quizá deberíamos, entonces, invertir cierto principio evangélico: La mentira os hará libres.

:agustinajazmín dijo...

¿Sabes cuál fue la editorial que lo editó en 1982? Estuve buscando el dato pero no figura en mi edición (una reciente de Emecé) ni pude dar con él googleando.
Gracias y disculpas por la molestia.

Santi dijo...

Hola, Agustina, bienvenida al blog. No sé si te refieres a quién editó la primera versión portuguesa o la española. En cualquier caso, aquí te van los datos:

PRIMERA EDICIÓN PORTUGUESA:
Livro do Desassossego por Bernardo Soares. (Recolha e transcrição dos textos de Maria Aliete Galhoz e Teresa Sobral Cunha. Prefácio e Organização de Jacinto do Prado Coelho.) Lisboa: Ática, 1982.

PRIMERA EDICIÓN ESPAÑOLA:
Libro del desasosiego Traducción y edición de Ángel Crespo. Seix-Barral, Barcelona, 1982.

Espero que te sirva, y que sigas visitándonos.

Anónimo dijo...

A propósito de Pessoa, aprovecho para recomendaros: “Un día en la (no) vida de Bernardo Soares” de la editorial Funambulista, con un prólogo que no tiene desperdicio y que intenta acercarnos al gran Pessoa y poner a disposición de un amplio público el “Libro del desasosiego”. Ya me contaréis qué os parece.

Alejandro Castro Ruiz dijo...

Muchas gracias Anónimo por la recomendación. Carezco de tiempo para abordar la versión de Acantilado, así que con "Un día en la (no) vida de Bernardo Soares" he podido comprobar la grandeza de las palabras de Pessoa.

Anónimo dijo...

Lluevan sobre mí los puñales, pero no lo soporto. Pagado de sí mismo hasta la nausea, tedioso sin disimulo (quien tenga curiosidad que busque cuántas veces se repite la palabra tedio en el libro), un puñado de ideas brillantes esparcidas en un mar de pensamientos repetidos en bucle.

Leído de principio a fin.

Santi dijo...

¡Hereje! ¡Anatema! ¡Librepensador!

Bromas aparte, por supuesto que los gustos son libres y que te puede parecer algo pesado o repetitivo; personalmente creo que El libro del desasosiego no es para leer seguido del principio al final, sino para tener en la mesilla, como si fuese la Biblia o I Ching, abrirlo de vez en cuando y leer alguno de sus fragmentos.

Para mí, sigue estando en el altar de los libros únicos.

Alejandro Castro Ruiz dijo...

Hola a todos! Sabéis si las cartas que escribió Ofelia a Pessoa están publicadas en Castellano? Gracias

Mariana dijo...

Hola a tod@s! pues si Alejandro, por fin se ha llevado a novela esa historia de amor, y por fin se le ha hecho justicia a Ofélia Queiroz. Como dice el autor, fue un personaje a la altura de Madame Bovary. La novela es “Un amor como éste”, y la ha publicado hace nada la aguerrida editorial Funambulista.

Un saludo!