miércoles, 8 de octubre de 2014

Zoom: "El banquero anarquista" de Fernando Pessoa

Idioma original: portugués
Título original: O banqueiro anarquista
Año de publicación: 1922
Traductor: Jorge Gimeno
Valoración: está bien

He aquí una curiosa obra en prosa, una novela breve -si se puede calificar como tal- del insigne poeta portugués, gloria de las letras ibéricas (en realidad, sólo lusas, pero ya puestos, arrimemos el ascua a nuestra sardina...), Fernando Pessoa . He escrito que no sé si se puede calificar de "novela" porque esta obra resulta ser poco más que un diálogo -aunque en realidad, además, es un monólogo- entre dos personajes: el anónimo narrador, al que podemos identificar con el propio Pessoa, y un sujeto con el que conversa después de una cena y que parece ser un exitoso banquero, especulador capitalista y acaparador, pero que, pese a todas estas circunstancias, se declara seguidor acérrimo del anarquismo en la teoría y, sobre todo, en la práctica. 

Este banquero, requerido por su interlocutor, va explicando sin reserva alguna sus orígenes humildes, su primer contacto y compromiso con la idea anarquista y, sobre todo, sus dudas sobre el mejor camino para la consecución de esta Idea y sus reflexiones al respecto, así como sobre otras ideologías revolucionarias, entonces en pleno auge y actualidad (recordemos que la obrita es de 1922). Al final, el hombre explica cómo la lógica -aplastante,  eso hay que reconocerlo- de sus razonamientos le llevó a la conclusión de que la mejor estrategia para la consecución de esos ideales ácratas, al menos en lo que a él mismo atañía, consistía en amasar la mayor fortuna que fuera capaz y liberarse así de la tiranía del dinero,  lo que le llevó,  en última instancia, a convertirse en banquero. No voy a explicar exactamente en qué consisten esos razonamientos para no destripar aún más el argumento a quien esté interesado en leer esta obra, pero créanme: no tienen desperdicio.

Este texto, por lo visto, supone una muestra de lo que el propio Pessoa llamaba "sátiras dialécticas", en las que trataba de rebatir e ironizar sobre ideas políticas o filosóficas retorciebdo hasta el absurdo sus propios argumentos. En este caso, parece evidente que la doctrina a satirizar es más la del anarquismo que el capitalismo. Ahora bien, no conozco demasiado acerca de la figura de Fernando Pessoa y sus circunstancias biográficas (aparte de, por ejemplo, su educación anglófona o su interesante cultivo de sus "heterónimos"); menos aún de sus simpatías o antipatías políticas,  aunque, al parecer, sí que sentía interés no sólo por la literatura, sino también por los avatares políticos de Portugal y del mundo de su época. Sin embargo, me da la impresión de que el conocimiento que demuestra y, sobre todo, la reflexión que hace sobre las ideas anarquistas, y revolucionarias en general, son demasiado exhaustivas y competentes como para salir de alguien que pretenda únicamente desdeñarlas o ridiculizarlas. Quizás alguien que sepa más que yo sobre este escritor pueda decirnos si me equivoco.  Entretanto yo, en cualquier caso, prometo seguir leyendo a Pessoa.

Otros títulos de Fernando Pessoa en Un Libro Al Día: Libro del desasosiego