martes, 14 de octubre de 2014

Colaboración: Kassel no invita a la lógica de Enrique Vila-Matas

Idioma original: español
Año de publicación: 2014
Valoración: poco leíble

La llamada más tonta del mundo interrumpe la tonta rutina de un escritor. Una tonta al otro lado de la línea le dice que los McGuffin quieren invitarlo a cenar para desvelarle una tontería. Al rato descubrirá que se trata de una convocatoria para participar en la Documenta de Kassel, la feria de arte contemporáneo, donde su cometido será sentarse a hacer el tonto en un restaurante chino de las afueras.

En Kassel, el escritor comprueba atontado que su estado de ánimo no decae al atardecer y que, en cambio, la tontería lo invade también mientras pasea impulsado por una energía sospechosa que late en el corazón de la feria. (Yo sospecho que es la respuesta anodina e insultante del arte que se levanta contra la confusión, pero no tengo las pruebas aquí, luego las traigo.)

Sin recursos, hondura ni lucidez, Enrique Vila-Matas cuenta la historia de una tonta expedición: la del tonto solitario que, rodeado de tonterías, se atreve a traducir un idioma que no conoce, participa en bailes imposibles, duerme por partes y, al final, encuentra una excusa en el camino: comprar una terraza. Porque lo que compra es una terraza. Y desde su terraza de Kassel, este tonto nos invita a ver el mundo desde otro ángulo y a la vez se olvida de la esencia misma de la literatura: la razón, la verdadera razón, para no escribir.
Firmado: Alex Azkona

13 comentarios:

Antón Corderi dijo...

Este tipo de colaboraciones restan prestigio y credibilidad al blog. Una pena.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo. No dejéis escribir al típico colega al que le apetece hacerse el gracioso.

Anónimo dijo...

Juer... Que tiquismiquis... Algunos pensáis que tienen 1000 entradas diferentes para cada día de la semana y eligen la que publican por medio de un sorteo. Tanto Visa Matas como Marías me parecen un soberano coñazo. Y como decía Thoreau: Primero lee los buenos libros, probablemente no llegues a leerlos todos

Santi dijo...

Es que es exactamente así cómo funcionamos. Ahora mismo tenemos 3.121.969 reseñas programadas, y un ordenador cuántico aplica cada día un algoritmo estadístico que decide no solo qué reseña se publica, sino también la valoración, el número de párrafos y hasta la trama de los libros...

Fuera bromas, siento que a algunos no os haya gustado esta reseña, pero tampoco está mal tomarse la literatura a la ligera de vez en cuando, que tampoco estamos hablando de la Biblia. ¡Ups!

Antón Corderi dijo...

Pues nada, Santi, ¡viva la Pepa! Pero mejor si para leer un post no hay que esquivar faltas de ortografía y palabras como "leíble". ¿De acuerdo?

Santi dijo...

Lo mejor de todo esto es comprobar que nuestros lectores tienen un alto nivel de exigencia: así no podemos dormirnos en los laureles :)

He corregido las erratas que he visto; si se me ha escapado alguna, dime... (En cambio, he dejado "leíble", porque también lo admite el DRAE aunque se prefiera "legible")

Anónimo dijo...

Yo fui el primer anónimo de por ahí arriba. Y pido disculpas por mi exigencia. Pero también le digo al segundo anónimo que mi comentario no tenía nada que ver con el libro comentado, ni pretendía defender al escritor. Era sólo sobre la forma de escribir la crítica.
Pero la verdad es que entiendo que mantener el ritmo de un libro al día, es muy exigente. A lo mejor deberiáis mutar a un libro cada dos días. ULCDD.

Mr. Io dijo...

A mí la crítica me parece que pinta de manera muy clara lo que el libro en cuestión le transmitió al lector que la escribió. Y prefiero de estas que de las que pretenden "objetividad". Por supuesto, se puede disentir, incluso estar en las antípodas de sus ideas. Pero respeto que la obra le haya resonado así, y defiendo que pueda decirlo. ¡Saludos!

Santi dijo...

Bueno, cuando empezamos éramos mucho más gamberros, nos permitíamos muchas más libertades de este tipo. Después se ve que nos ha podido las responsabilidad y nos hemos vuelto más respetables...

Francesc Bon dijo...

Creo que hay que leer entre líneas la reseña, y creo que hasta el propio Vila-Matas comprendería mejor la ironía de ésta. Después de todo, el título del libro ya alerta de su consideración de obra menor. La reseña suena más a lo que le dicen los amigos al tipo que cuenta siempre buenos chistes cuando ha explicado uno malo: el próximo será mejor, "tontín".

Blanca dijo...

Totalmente de acuerdo con que este tipo de intervenciones restan credibilidad al blog... Las reseñas deberían ser más que un "me gusta o no me gusta"... En mi opinión deberían tener mayor argumentación, o por lo menos no limitarse a copiar la contraportada del libro con la palabra "tontería" por todos lados...
También opino que mejor hacer una reseña a la semana, pero buena, que una cada dia de estas características..

Patricia dijo...

Yo os eguiré leyendo. Me seguís pareciendo uno de los mejores blogs de referencia para ver que libros me leo.

Juan Luis Sotés dijo...

No me parece una crítica estupenda pero entiendo que el hecho de abrir las puertas de ULAD comporta este tipo de cosas. Y creo que es un acierto. Lo grande de este blog -a diferencia de los tongoys de turno- es que está escrito por lectores con criterios críticos, no por críticos con ínfulas que se dedican a leer para poder exhibir posteriormente su superioridad intelectual. Seguid por este camino, amigos de ULAD. Algunas críticas nos gustarán más, otras menos (sobre todo si le dan para el pelo a una vaca sagrada como VM que a mí, personalmente, me aburre más que cien Goytisolos juntos), pero todas merecen ser compartidas. Salvo que puedan incurrir en delito, claro, y con la oportuna corrección ortogramatical