jueves, 16 de abril de 2009

Carmen Laforet: Nada

Idioma original: Español.
Año de publicación: 1944.
Valoración: Muy recomendable.

Con este libro, Carmen Laforet ganó, en 1944, el premio Nadal.
Entonces tenía sólo 23 años pero su prosa ya era brillante.
Después de un éxito grande y quizá demasiado temprano, decidió retirarse del mundo editorial, por lo que son pocas las obras de esta autora a las que tenemos acceso (La isla y los demonios, La mujer nueva, La insolación).

Recuerdo haber leído Nada cuando aún estaba en el colegio.
Y recuerdo la honda impresión que me causó.
Quizá porque, de algún modo, podía encontrarme a mí misma en Andrea, la protagonista de esta historia; una joven de 18 años que llega a la Barcelona de posguerra para estudiar Letras.

Tanto la ciudad como la casa de los familiares que la acogen, le ofrecen un ambiente sórdido y opresivo que contrasta con el mundo universitario (luminoso, alegre, esperanzado).
Esta realidad compleja le permite a Andrea ampliar su mirada, conocerse a sí misma y madurar.

En mi trabajo como librera recomendé este libro, en muchas ocasiones, a adolescentes con afición a la lectura. Creo que, por su temática, conecta con cierto idealismo de la juventud de cualquier época y también, desde luego, con el desengaño que se sufre al enfrentar ese entusiasmo esperanzado con la realidad.

Quizá por esto mismo, al ser publicada, Nada conectó con el momento vital de una España que soñaba con ser algo mejor... pero aún estaba envuelta en frustraciones.

Una obra muy interesante en la que su autora muestra una sorprendente capacidad de análisis y descripción; tanto de los personajes como del ambiente y la época en que transcurre la historia.

4 comentarios:

Paula dijo...

¡Coincido contigo! Yo he tenido que leerlo este año en la universidad y me gustó mucho. Eso sí, en ocasiones el egoísmo de Andrea y sus tonterías me cabreaban. ¡Qué mal trataba a su pobre abuela, personaje que al lector se le presentaba como un ser achuchable!

Paula

itsaso dijo...

yo tb coincido! especial mención al momento beso y las peleas constantes en la casa,me pareció una novela muy realista y perfecta para adolescentes. es fácil identificarse con andrea. a mí la abuela me ponía de los nervios, de achuchable nada paula! :)

Sonia dijo...

Acabo de leerla y me ha encantado. Muy, muy angustiosa, y dentro de esa linea existencialista que tanto desasosiega.

escalerasytoboganes@gmail.com dijo...

Me gustó más 'la insolación'.