lunes, 31 de marzo de 2014

Émile Zola, Mark Twain, Rudyard Kipling, Saki: El paraíso de los gatos y otros cuentos gatunos

 Idioma original: francés e inglés
 Títulos originales: Le paradis des chats, Dick Baker’s cat, The Cat Who Walked by Himself, Tobermory
 Fecha de publicación: 2012
 Valoración: Está bien

 ¿Tienes que hacerle un regalo a alguien que es un amante de los gatos y no se te ocurre nada? Y hablo de un amante amante de los gatos de verdad, de esos amantes de los gatos que pueden estar horas y horas de reloj contándote los impagables ocurrencias, costumbres, caprichos y disparates de sus muy estimados mininos. Yo conozco a algunos cuantos así. Pero bueno, como siento una debilidad especial por estos animales elegantes, mimosos y ariscos a partes iguales, aguanto medianamente bien sus pequeñas y amables palizas.

 Y venga, que me lío, volvamos a la pregunta con la que comenzaba el post: ¿Tienes que hacerle un regalo a alguien que es un amante de los gatos y no se te ocurre nada? Don’t panic, el tío Ian os recomienda obsequiar a dicha persona con el librito que hoy reseña ULAD, El paraíso de los gatos y otros cuentos gatunos. Y si no tienes a nadie a quien regalárselo, pues cómpratelo para ti mismo, que merece la pena…

Se trata ésta de una obra muy breve, una preciosa edición ilustrada de Nórdica Libros que recoge cuatro relatos de cuatro tótems de la Literatura Universal (qué pomposo y convincente queda esto): Émile Zola, Mark Twain, Rudyard Kipling y Saki. Las originales ilustraciones que adornan el libro corren a cargo de Ana Juan, Elena Ferrándiz, Adolfo Serra y Javier Olivares. Este póquer de relatos gatunos presenta a los aludidos felinos como animales caseros pero con deseos de aventura (el de Zola, mi preferido); como astutos y orgullosos ayudantes de mineros (el de Twain); como protagonistas de fábulas en las que muestran su matizado carácter (el de Kipling), o como, en un delirio fantasioso, pequeñas y observadoras criaturas con el don de la palabra (el de Saki).

 En fin, olvidémonos de las imágenes fantasmagóricas o vengativas que autores como Poe dieron a estos peluditos animales y deleitémonos gracias a Nórdica Libros, con sus facetas más benévolas y simpáticas.

Y bueno, se le podría sacar más punta al asunto y hacer paralelismos con seres humanos o buscarle, nunca mejor dicho, tres pies al gato, pero creo yo que este bonito compendio ha sido hecho para ser leído en una tarde, dejarle a uno con una sonrisa en los labios y colocarlo después en uno de los lugares más visibles y desempolvados de la librería del salón.

5 comentarios:

Ana Blasfuemia dijo...

Me ragalaron este libro por mi cumpleaños :D Aunque la verdad es que tampoco me paso horas y horas hablando de hazañas y anécdotas felinas ;)

Saludos

David Villar Cembellín dijo...

Para los amantes de los gatotes, probablemente y en mi opinión el animal más inteligente del mundo, un par de cómics: "Gato saliendo de una bolsa", de Jeffrey Brown (que como todo lo que hace este autor, mola; aunque quizá molen más sus fracasos sentimentales) y "Un sueño de un millar de gatos" del Sandman de Neil Gaiman (24 páginas que cambiarán para siempre vuestra manera de ver a los mininos).
Lo podéis leer aquí, íntegro:

http://apocrifa.net/blog2/2013/6/21/un-sueo-de-un-millar-de-gatos



.

Ian Grecco dijo...

¡Gracias por los comentarios y las atractivas recomendaciones! Tendré que pasarme por Joker una tarde de estas...;)

David Villar Cembellín dijo...

Pues si te pasas por Joker, no dejes de hojear/comprarte el Vampir de Joann Sfar. Mú bonico.

Ian Grecco dijo...

¡Suena genial! Tendré que desempolvar mi chequera, que también me quería pillar algo de Victoria Francés, ay...