lunes, 24 de marzo de 2014

Christopher R. Beha: Qué fue de Sophie Wilder

Idioma original: inglés
Título original: What happened to Sophie Wilder
Año de publicación: 2012
Traducción: Damià Alou
Valoración: muy recomendable

Puede que leer otra novela ambientada en cierto perfil de clase media residente en Nueva York venga a ser como ver otra película de Woody Allen. Lo que algunos encontrarán repetitivo y autorrecurrente otros lo considerarán una especie de etiqueta de prestigio a echar de menos. Igual que las tramas clásicas, que solemos tildar de repetitivas para a continuación quejarnos cuando alguien abusa de la experimentación.
Aunque habrá que reconocer que, a estas alturas, una novela cuyo foco principal es cómo su protagonista sufre un repentino y profundo interés por comportarse con coherencia respecto a la fe que ha abrazado nos resulta algo exótica. Y cómo esa coherencia condiciona sus actuaciones en su entorno cercano y en su día a día. No si se trata de religiones con vertientes que coquetean más con ciertos extremismos, pero sí con el catolicismo. Y eso es lo que le pasa a la Sophie Wilder de esta primera novela de este autor desconocido, que nos es presentada por la siempre aguerrida gente de Libros del Asteroide. Como al protagonista de Cómo ser buenos de Hornby, pero sin dejar prácticamente espacio para cierto sarcasmo - que aunque echo de menos no sé si encajaría aquí -, Sophie Wilder decide entregarse al bien e intentar una redención extrema, centrada en la persona de Bill Crane, suegro al que creía ausente, suegro al que su marido había apartado de su vida, pero persona a la que Wilder, joven escritora, decide dedicar una fase, entendemos que crucial, de su existencia.
Qué fue de Sophie Wilder es una novela brillante por afrontar una historia así sin juzgarla ni buscar aleccionar. De pasada, habla de cómo los escritores jóvenes buscan y encuentran inspiración. También de cierta juventud neoyorquina de clase media que vive a medio camino entre el frenesí de los personajes ochenteros de Easton Ellis y el recato decimonónico. Sophie Wilder no va a hacerse monja, pero su carnalidad está demasiado lejos de la voluptuosidad. Novela de reencuentro y de evocación de  romances de juventud, que adopta un tono amargo y solemne, con la presencia dura y constante del peso del compromiso con las creencias y su difícil equilibrio con las decisiones trascendentes  en la vida. Sophie Wilder va a la búsqueda de inspiración como escritora y la encuentra, casi por casualidad, en su entorno más inmediato. Mientras sus compañeros de generación novelan su rutina a base de modificar las situaciones y cambiar los nombres. La tensión narrativa, una última parte que plantea de forma elegante una trágica incógnita, todo ese tono sobrio, otorgan un regusto clásico a esta novela y la distancian de cierta literatura generacional, acercándola a los que optan por las historias bien escritas y estructuradas.