sábado, 13 de octubre de 2012

José Saramago: El evangelio según Jesucristo

Idioma original: portugués
Título original: O Evangelho Segundo Jesus Cristo
Año de publicación: 1991
Valoración: imprescindible

Tengo que confesar que esta es la primera novela de Saramago que leo, por lo que me va a resultar imposible inscribir esta obra en el conjunto de la producción del escritor portugués, del que ya hemos hablado en varias ocasiones en este blog. Por lo tanto, agradeceré cualquier ayuda al respecto (tanto en cuanto a temática como a estilo; por ejemplo, me han comentado que su disposición de los diálogos es bastante característica).

El evangelio según Jesucristo es una obra provocadora, como todas las obras en las que se ponen en tela de juicio pilares fundamentales –nos guste o no– de nuestra forma de entender el mundo e incluso de relacionarnos con los demás. Sin embargo, no debemos olvidar que al fin y al cabo se trata de una obra de ficción, en la que un narrador, presunto testigo de los hechos –a la manera de los evangelios canónicos–, nos narra la vida de Jesús de Nazaret haciendo especial hincapié en su infancia y primera juventud.

Le he puesto un imprescindible porque no he sido capaz de sacarle ningún "pero". Por un lado, Saramago ha sabido captar a la perfección el tono bíblico, que como víctima de una educación religiosa por desgracia conozco y reconozco bien. Los diálogos se integran en el flujo narrativo sin guiones ni otras marcas tipográficas que entorpezcan la lectura; apenas una mayúscula inicial para marcar la réplica de otro personaje. La traducción del gran Basilio Losada, por cierto, es una auténtica maravilla (lo siento, yo estas cosas no puedo evitar comentarlas).

Por otro lado, nos presenta la otra cara de la moneda, no solo de Jesús... sino también de Dios, esa fuerza omnipotente, omnipresente y generalmente incuestionable. Jesús intenta, en vano, rebelarse contra su destino: no puede evitar discrepar de los planes divinos, y no por motivos egoístas precisamente. Al trágico final de Jesús, que todos conocemos bien, Saramago le da una significativa vuelta de tuerca, al igual que a la relación del nazareno con el resto de personajes, que nos resultan conocidos y desconocidos al mismo tiempo.

Por último, toda la novela se sustenta sobre una capa de humor finísimo que, cuando hace estallar el tono solemne imperante, llega hasta a provocar la carcajada. Un ejemplo: la forma de hablar de Dios resulta cómica por lo que tiene de desconcertante.

En pocas palabras: El evangelio según Jesucristo es una novela apasionante y profundamente conmovedora que obliga al lector, creyente o no, a replantearse unas cuantas cosas.

También de José Saramago: La caverna, El hombre duplicado y Caín.

11 comentarios:

Paula dijo...

Por cierto, el episodio de Lázaro es verdaderamente sobrecogedor...

Anónimo dijo...

Leí unas cuantas obras del elegante y humilde Saramago pero ésta en concreto no.

Me encanta la "crítica", perdón, reseña, se parece a las que hacía yo en Secundaria (allá por los 13 ó 14 años). ¡Preciosa! ¡qué tiempos!

Marcelo Z dijo...

No he abundado en las obras de Saramago, Paula; sólo he leído ésta y "El hombre duplicado". Pero con mucho, elijo "El evangelio..." como la obra señera del portugués. Fundamentalmente, por el carácter literario - político del texto. Una prosa que orilla la poesía -en la primera mitad-, junto a la construcción de un Dios arbitrario y tiránico, siempre sediento de sangre -tan alejado de lo que las religiones postulan-. Sin duda, un muy buen libro. Comparto tus líneas. Saludos.

Paula dijo...

Gracias por tu comentario, Marcelo Z.

Maese_Salakov dijo...

A mí también me pareció "imprescindible". Un novelón de tomo y lomo.

Y por rescatar un pasaje, a mí me impactó la conversación final a tres voces entre Jesús, Dios y el Diablo. Tela marinera lo que suelta Saramago en esa conversación...

Cities: Moving dijo...

Lo que son las cosas, a mi me pareció densísimo y pesadísimo.

Paula dijo...

Entiendo perfectamente que pudiera parecértelo. He de admitir que a mí me costó un pelín al principio, pero enseguida me atrapó...

Diclaula dijo...

Saramago es un autor estupendo que tiene la gran capacidad de plasmar en su escritura lo "propiamente humano" de una forma nitida, clara y hermosa, definitivamente para poder hacer cualquier comentario acerca de autores de la talla de Saramago creo que es justo exigirle al que comenta que leea algo mas que dos obras, ¿cómo comentar a Saramago sin haber leido "ensayo sobre la ceguera" o "memorial del convento" ? .

Paula dijo...

Antes de nada, muchas gracias por tu comentario.

Tendrías más razón que un santo si no fuese por que no pretendía hacer una crítica global de la obra del autor: solo de esta novela en concreto. Es decir, que no "he comentado a Saramago" como tal, sino que he reseñado este único libro :-)

Y eso quedaba claro desde el principio del post...

Anónimo dijo...


Leer Saramago puede resultar un poco difícil la primera vez; sin embargo, su estilo tan irresistible y exquisito que le atrapa a uno enseguida.

He leído algunos de sus libros; el primero, Todos Los Nombres, me costó un poco al principio, el estilo de Saramago es muy especial, pero una vez hecha al ritmo suyo no pude parar y lo leí entero en una noche.

Ahora he comenzado El Evangelio según Jesucristo y es cierto lo que dicen algunas personas aquí, es un libro conmovedor y provocador y, aunque todavía me queda mucho por leer, estoy segura de que me sorprenderá, como lo ha hecho con sus otras obras; no me extraña que le hayan premiado en tan numerosas ocasiones.

Saramago es imprescindible.

Yesidrock dijo...

Si el lunático que fue Jesús hubiera siquiera presentido el infame daño que le iba a causar a la humanidad se habría quedado callado, por su propio bien y el de los demás. ¡Gran libro que expresa esa verdad irrefutable!