martes, 21 de agosto de 2012

Patricia Highsmith: El talento de Mr. Ripley

Idioma original: inglés
Título original: The Talented Mr. Ripley
Fecha de publicación: 1955
Valoración: Recomendable

Probablemente, nada más leer el encabezamiento de este post muchos lectores del blog hayan pensado de forma automática en la versión cinematográfica del libro que hoy reseño. Y es posible que no pocos de los que no lo han hecho, sepan con cierta vaguedad que el mismo se trata de una novela negra. Pero dejemos de suponer y vayamos al grano...

Escrita por la reina americana del suspense, esa peculiar y apasionada mujer de nombre Patricia Highsmith que se afincó aún joven en Suiza y que fue allí donde falleció, El talento de Mr. Ripley es la primera de una serie de cinco novelas protagonizadas por el mismo personaje. Él no es otro que Tom Ripley, un joven norteamericano que al principio parece una cosa y que resulta ser otra muy diferente cuando se ve encajado en cierto contexto.

¿Quiere decir esto que El talento de Mr. Ripley deja claro, una vez más, que las apariencias engañan? Por supuesto. Ahí está la Highsmith para mostrárnoslo sin tapujos...

Su Ripley, en un primer momento, parece un muchacho de la Nueva York de los 50 tímido y pacífico con una infancia desastrosa y escasas/nulas relaciones afectivas. Su vida, insulsa y rodeada de personajes que él juzga banales e incluso prosaicos, da un giro cuando es contratado por un adinerado y maduro matrimonio para que vaya a Europa en busca de su díscolo hijo Dickie, al que quieren ya de vuelta porque consideran que está gastando dinero y tiempo de forma peligrosa en activiades poco fructíferas. Y en cuanto la trama va avanzando por esta interesante senda presentada de forma tan sugerente, enseguida vamos viendo que Ripley es un ser complejo, lleno de miedos, inseguridades y traumas. Ello nos queda más que claro cuando una vez en Italia, por donde Dickie deambula en esos momentos, Ripley se ve tan zarandeado por sus nuevas circunstancias que pronto olvida para qué había sido enviado allí. Y esas circunstancias son que se siente irresistiblemente atraído por el estilo de vida y el personaje en sí que representa el guapo, egoísta, mimado, impulsivo y frívolo Dickie, y que, de forma inevitable, también le envidia. A él y a su affaire, una enérgica y simpática joven norteamericana de nombre Marge por la que Ripley siente celos cuasi femeninos...

Para los que no sepan nada, absolutamente nada, de la carrera criminal que inicia rápidamente Ripley, diré que se trata de un juego de suplantación de identidades con asesinatos incluídos... Y en cuanto la misma se inicie, conoceremos al verdadero Ripley, un individuo al que sus fantasmas personales y la vida que ha llevado hasta entonces le hacen creerse con derecho a hacer lo que sea con tal de lograr saciar su hambrienta necesidad de dinero, caprichos, fiestas en palacetes con personajes engalanados y copas de champagne, conversaciones frívolas y culturetas a partes iguales, y sobre todo y ante todo, independencia para viajar y aparecer y desaparecer cuando le plazca.

Recomiendo pues esta novela de Patricia Highsmith tratando de no destrozar su argumento. Pero también diré que a veces la trama se me hace poco creíble e, incluso, algo pesada, porque hay que tener un talento sobrenatural para huir y mentir continuamente y tan bien como Mr. Ripley. A ver si sigo leyendo la saga. Lo sabréis por estos lares...

Ah, y como ya he mencionado, hay varias adaptaciones al cine de algunos de los cinco libros. La más fiel a la novela de hoy, la del malogrado Anthony Minghella, de 1999 y con Matt Damon, Jude Law y Gwyneth Paltrow como Ripley, Dickei y Marge respectivamente.


También de Patricia Highsmith en ULAD: La tortuga

2 comentarios:

Miguel dijo...

Yo acabo de adquirir en una edición de Anagrama las 5 novelas de la saga de Tom Ripley. Esta autora me encandiló desde que leí Extraños en un tren, me parece la reina de la novela negra.

Saludos

Rocco dijo...

No me parece que Tom Ripley "olvide" para qué fue enviado a Italia, por el contrario desde que le ofrecen la oportunidad de ir, calcula cómo sacar provecho propio de la situación, y lo hace sin escrúpulos. Está bien claro en el libro. También vi la película de Minghella con Matt Damon, Gwyneth Paltrow, Jude Law, hace varios años y aunque no la tengo tan presente como el libro, recuerdo que hay unas cuantas situaciones cambiadas, personajes agregados o suprimidos con respecto a la novela. De todos modos, a pesar de las diferencias, es una película muy buena que conserva la esencia del personaje de Tom Ripley y de la obra de Patricia highsmith.
Nunca he visto "a pleno sol" (1960) dirigida por René Clément, con alain Delon y Marie Laforêt, aunque la oí nombrar muchas veces nunca supe que fuera la primera adaptación al cine de esta novela, tanto la lejanía en el tiempo como el cambio de título contribuyen a no establecer nexo. Estoy releyendo el libro, cuando termine pienso ver "a pleno sol" por 1ra vez y rever la adaptación de 1999, observar coincidencias y diferencias entre las doa y de ambas con el libro.

Un saludo