lunes, 8 de noviembre de 2010

Arturo Pérez- Reverte: La reina del sur


Idioma original: castellano
Fecha de publicación: 2002
Valoración: recomendable

Con este autor me siento un poco como si yo fuese bipolar, pues hay escritos suyos que me gustan mucho y otros que me dejan indiferente. Y me pasa tanto con sus novelas como con sus artículos. No sé, dependerá del pie con el que me levante o de lo tópico que me pueda resultar algunas veces. Pero el caso es que esta, su decimocuarta novela, es de las que me han gustado mucho. Me la regalaron y claro, al leer la contraportada no se me parecía a la historias habituales del autor.

No tiene nada que ver con las otras: se sitúa a finales del siglo XX, entre México y el sur de España, la protagonista es una mujer y toca el mundo del tráfico de drogas y la corrupción política. Así, conocemos a Teresa Mendoza, mexicana de Culiacán, y nos sumergimos en los sucesos que le acontecen, de los que no voy a revelar nada, aunque ya sabemos que vendrá a España y se meterá en un mundillo peligroso.

La narración se hace muy rápida, es precisa y, por la forma en que está contada la historia, da la impresión de tratarse de la biografía de alguien real, que existe y que aún anda en algún rincón del planeta. Un tocho de quinientas y pico páginas que entretiene y nos muestra a otro Reverte. Y, como suele hacer, se documentó durante dos años para poder ser bastante fiel a la realidad, incluyendo algunos viajes nocturnos en lancha a lo largo del Estrecho persiguiendo contrabandistas junto a la policía aduanera.

Como curiosidad, resulta que están rodando la telenovela y la serie basadas en el libro.

También de Reverte: El maestro de esgrima y La sombra del águila

4 comentarios:

Santi dijo...

A mí no me sorprende que estén rodando una telenovela y/o una serie basada en el libro: Pérez Reverte (como Michael Crichton, salvandao las distancias) es de esos autores que parece que escriben pensando en el guión de la adaptación cinematográfico: tono descriptivo más o menos preciso, muchos diálogos, mucha acción...

La verdad es que no tengo demasiada admiración por el Reverte novelista: me leí El maestro de esgrima (me gustó), La tabla de Flandes (me gustó el planteamiento, no el final), y deserté definitivamente con La piel del tambor, que tiene uno de los finales más ridículos jamás escritos. Desde entonces ya no le he seguido.

Podríamos hablar del Reverte articulista (al que admiró mucho toda nuestra generación, hace años, pero que también ha terminado por repetirse hasta la saciedad), pero para mí lo mejor de Reverte sigue siendo lo que ha escrito sobre su época como corresponsal de guerra, o sea, Territorio comanche y algunos de sus artículos periodísticos.

Eso, por no hablar de su reciente éxito twittero "Moratinos es un mierda"...

Anónimo dijo...

¿Por qué os parece recomendable un autor que copia fórmulas ya utilizadas varios siglos atrás, que imita un lenguaje absolutamente obsoleto y que ni siquiera crea personajes sino que sólo menta ciertos nombres?

escalerasytoboganes@gmail.com dijo...

Un libro entretenido sin más... Hay que saber escoger el momento de leerse uno de sus libros. Me ha pasado en ocasiones que los he dejado nada más empezarlos pero más adelante los he leído enteros y me han gustado.

escalerasytoboganes@gmail.com dijo...

Por cierto, Pérez Reverte echó pestes de la serie.