domingo, 28 de noviembre de 2010

Raymond Chandler: El sueño eterno

Idioma original: inglés
Título original: The Big Sleep
Año de publicación: 1939
Valoración: Recomendable

¿Quien no conoce al detective Philip Marlowe? Bogart lo hizo inolvidable en la pantalla y esta es la primera novela en la que aparece el cínico detective. Aunque ya había aparecido en los primeros relatos cortos que Chandler había escrito para la revista Black Mask, esta es la primera narración larga de la que es protagonista, con un éxito inmediato.

Nuestro detective apareció por primera vez en el relato corto para la mencionada revista El denunciante (Finger Man, 1933), aunque con distinto nombre, pero en posteriores ediciones del cuento el propio Chandler lo rebautizó como Marlowe, dado lo muy parecidos que eran ambos personajes. Al extremo que hay escenas del relato adaptadas a la presente novela, como la estancia en el casino de juego, que prácticamente solo varían de una a otra narración en el licor que bebe el detective.

El argumento es bastante enrevesado, hasta el extremo de que una anécdota muy conocida cuenta como al rodarse la primera de las películas basadas en la novela, Bogart y el director discutían acerca de si el personaje del chofer de la familia había muerto suicidado o asesinado. Para cerciorarse, pusieron un telegrama a Chandler, el cual les contestó a vuelta de correo que él tampoco tenía ni idea.

El relato tiene todos los ingredientes de la serie negra, con rubias, pistolas y tipos duros pululando por sus páginas. California después de la prohibición es el escenario por el que el más cínico de todos los detectives de ficción resuelve a su manera el caso para el que ha sido contratado. Como siempre, las cosas no son tan fáciles como al principio se presentan y las hijas de su cliente le complican la existencia, pero el valor y la perseverancia de nuestro detective le hacen salir triunfador del caso. A medias, porque en los casos de Marlowe siempre quedan cabos sueltos. Como en la vida misma.

5 comentarios:

jpg dijo...

uno de los cabos sueltos de esta novela es ¿quién mato al chofer Owen Taylor?.

jpg dijo...

uno de los cabos sueltos de esta novela es ¿quién mato al chofer Owen Taylor?.

Ensada dijo...

Ni el propio autor lo sabía, como se dice en la reseña :)

Silver dijo...

Todo un clásico de la novela policiaca. Es cierto que la trama es complicada, pero más confusa era la película. No obstante, considero que es un libro muy entretenido

Mathilde Kiedis dijo...

Eddie muere en el libro? me parece que no, pero en la pelicula aprovechan su muerte para salvar a Carmen de los crimenes, fue lo unico que no me quedó claro. Y del chofer, creo que él mismo se mató