sábado, 13 de noviembre de 2010

Wenceslao Fernández Flórez: El bosque animado

Idioma original: español
Año original de publicación: 1943
Valoración: muy recomendable

No encuentro mejor manera de presentarme en estas páginas que con una novela que trata sobre Galicia.

¿Queréis saber lo que es Galicia? ¿Queréis de verdad penetrar en el alma gallega? Entonces dejadme que os recomiende la excelente obra de mi paisano Wescenlao Fernández Flórez, una de las precursoras del realismo mágico. El bosque animado es una descripción por la que no pasan los años, aunque la Galicia rural y sometida a los caciques ya no exista como tal. ¿O sí?

El bosque animado narra la vida de un pequeño lugar cercano a la capital, Cecebre, donde actualmente está situado el pantano que abastece de agua a toda la comarca. Pero en tiempos de nuestro buen Wescenlao , era una fraga, atravesada por caminos humedos y sombrios por donde huían las criaturas que lo habitaban, al más mínimo rumor de nuestra presencia. Porqué el bosque es animado por la animación de la vida que lo envuelve, pero principalmente es animado por las ánimas de los seres que en ella viven, sean estos los árboles que no dejan ver el bosque, sean los animales que se desenvuelven entre ellos, sean las de los vivos y muertos que a su alrededor o de él viven.

Pero primero tendré que deciros lo que es una fraga. Una fraga es un bosque compuesto de diversas especies de árboles, sin que exista una especie mayoritaria. Los árboles, los matorrales, los insectos, las aves, los pequeños mamíferos, cantan todos juntos una canción que mece interiormente sus vidas. Vidas suaves y plácidas, solo interrumpidas por el paso del hombre, al que acompaña la tragedia, empujado por la explotación del bosque y por su codicia . También es la historia de estos hombres y mujeres, de Marica da Fame, del bandido Fendetestas, del alma en pena de Fiz de Cotobelo, de los señores D'abondo, caciques del lugar. Pero principalmente es la historia del bosque, de sus árboles y de sus criaturas, que se deslizan silenciosamente por sus veredas, intentando siempre pasar desapercibidos a la especie humana y que le dejen vivir sus pequeñas vidas, inmersas en la canción de los árboles. No os dejéis engañar por la película que se hizo, basada en la novela, pero alejada de su contenido. Es la historia de un mundo que ya no es, pero que de seguro se conserva en el alma común de la naturaleza, además de en estas páginas. En ellas Fernández Flórez consigue el milagro de traspasarnos con la poesía que envuelve las raíces de eso tan difícil de explicar que es Galicia.

Que el hombre te ignore, dijo Abrenoite.

6 comentarios:

Santi dijo...

Pues bienvenido al blog, Ensada-el-gallego-al-que-llaman-Ensada. :) No he leído esta novela, pero creo que la buscaré la próxima vez que vaya a Bilbao...

Ensada dijo...

Muchas gracias. Hazme el favor de leerla, le iba a poner imprescindible pero no quise que me acusaran de chauvinismo galaico ;)

nolevanteslamirada dijo...

Estoy leyendo ahora mismo este libro. Llevo la mitad más o menos y me está gustando muchísimo. Precursora del realismo mágico sin duda, a cada página que pasas la fraga te atrapa. Yo no soy gallego, así que podré decir que tiene pinta de imprescindible xD.

Saludetes

Ensada dijo...

Ten cuidado con la Santa Compaña

Anónimo dijo...

Soy gallega y no me importa declarar que es un libro maravilloso.

Anónimo dijo...

Para los que hemos pasado temporadas de ocio en bosques, montes o fragas es una maravillosa lectura. (si eres gallego, como es mi caso, ni os lo imagináis)
Antes de leerlo es recomendable pasar al menos una tarde en la soledad de un bosque.
Por cierto, me trae ciertas reminiscencias de Kipling ¿Cómo lo véis?