viernes, 26 de noviembre de 2010

William Goldman: Los gondoleros silenciosos


Idioma original: inglés
Título original: The Silent Gondoliers
Año de publicación: 1983
Valoración: Recomendable

Aunque la mayoría de nosotros conoce a William Goldman como el autor de La princesa prometida (que él mismo se encargó de adaptar al cine), la verdad es que lleva más de cincuenta años escribiendo novelas y guiones cinematógraficos, y recibiendo un merecido reconocimiento por todos ellos (especialmente, por Dos hombres y un destino y Todos los hombres del presidente, trabajos por los que fue galardonado con un Oscar).

La novela que reseño hoy, Los gondoleros silenciosos, sigue la estela de la ya mítica La princesa prometida. En ella Goldman recupera a S. Morgenstern, su alter ego, para explicarnos cómo son y dónde están la taberna de los gondoleros, la Iglesia de las almas de los que murieron por el mar y otros muchos lugares mágicos que esconde Venecia. Pero también nos cuenta la historia de Luigi, un hombre sencillo que se dedica a llevar en su góndola a muchos de los turistas que llegan a Venecia. Luigi, como buen soñador, tiene secretos. Y entre sus secretos se esconde un sueño por el cual vivirá Luigi una maravillosa aventura, que nos llevará además a descubrir por qué hubo un tiempo en que los gondoleros venecianos fueron los mejores cantantes del mundo y por qué llegó un día en que dejaron de cantar.

Es ésta una fábula amable, un cuento de hadas en el que Goldman retrata una Venecia mágica, un escenario onírico en el que todo sueño es posible y que consigue dibujar una sonrisa en el rostro del lector en cada página. Comentario aparte merecen también las ilustraciones que acompañan la narración, fruto del talento del pintor Paul Giovanopoulos, que fueron realizadas para la edición original del libro y que acertadamente se han recuperado para ésta.