martes, 2 de noviembre de 2010

Rafael Sánchez Ferlosio: El Jarama

Idioma original: español
Fecha de publicación: 1955
Valoración: Muy recomendable

No voy a engañar a nadie. Cuando leí esta novela, la obra cumbre de Rafael Sánchez Ferlosio (y con la que ganó el Nadal en 1955), me sentí decepcionado: no me gustó nada. Era muy joven, tenía quince años, y no entendía cómo mi profesora de Lengua nos la había recomendado con tanto entusiasmo. "¡Es larga, pesada, y no pasa nada!", me decía a mí mismo.

La trama consistía en que un caluroso domingo, un grupo de jóvenes iba de picnic a las orillas del río Jarama. Por aquellos lares también había un grupo de lugareños. Y tanto unos como otros hablaban, y hablaban, y hablaban, y yo no veía nada de emoción en lo que contaban...Me parecía todo tan normal, aburrido y cotidiano que no comprendía por qué alguien se había molestado en escribir un libro tan largo con personajes tan aburridos y desencantados y charlatanes. Sólo una pincelada de tragedia en sus páginas finales despertó mi interés. Pero, ¿qué pretendía el escritor presentando una historia tan insulsa?

Pero ahora, ya de adulto, sin haberle dado al libro del ex marido de Carmen Martín Gaite una segunda lectura, confieso que el recuerdo que me ha quedado de la obra es bastante benigno. Lo que sucede es que años después, intrigado y deseoso de encontrar motivos de peso a la admiración que despertaba El Jarama, leí opiniones de gente con cierto nivel en la materia, y así comprendí cuáles eran los méritos que se le reconocían: el habilidoso uso de un lenguaje coloquial sin ninguna clase de artifico, la exhibición de un desencantado cuadro de jóvenes a los que la cruda realidad les impide ser especialmente ingeniosos o ambiciosos, el choque epatente entre la serena naturaleza de un apacible lugar con un grupo de urbanitas de manual, y en fin: una historia de crudo realismo social no apto para los amantes de las novelas emocionantes y sorprendentes, densas y atosigantes. No señor: Ferlosio retrató muy bien la España (y sus personajes) que él conocía, nada más. Y ahora, ya en calma y más experimentado, le reconozco ese logro.
PD: Habemus filme...

Más libros de Sánchez Ferlosio: El testimonio de Yarfoz.