jueves, 25 de noviembre de 2010

Richard Price: La vida fácil


Idioma original: inglés
Título original: Lush life
Año de publicación: 2008
Valoración: Recomendable


Esta noche no, amigo mío.


Richard Price: uno de los guionistas de The wire. The wire: una serie de culto, espectacular. En cada temporada, la policía de Baltimore trata de resolver un caso mientras va chocando contra burocracias, vidas personales, angustias, éticas grises, etc.

Digo esto porque La vida fácil, primer libro que valoro como "recomendable" (no habrá muchos: recomendar libros es algo complicado), tiene mucho de la famosa serie. Hay un crimen: alguien muere en las primeras páginas. Y hay una serie de personajes alrededor de ese crimen: familiares de la víctima, policías encargados del caso, criminales varios, periodistas hambrientos. Lo demás es el proceso personal que viven cada uno de esos personajes durante la investigación, y un poco antes, y un poco después, con sus miedos, sus alegrías, sus impotencias y sus decisiones. Nada más, pero tampoco nada menos.

Esta noche no, amigo mío, es la frase más importante de la novela.

Para quien no haya visto The wire: los diálogos que escribe este tío son impresionantes. Afilados, inteligentes, dosificados en su justa medida, creíbles (CREÍBLES). Personajes reales, en el mejor sentido del término, que se enfrentan a sus miserias con la misma inseguridad que cualquiera en su vida diaria. Pero es que, además de componer personajes extraordinarios y de diferentes clases sociales, Richard Price se mueve con facilidad en la narración, abre líneas argumentales, las cierra con sabiduría, es capaz de entretener, hacer pensar, ponerse chulo, descojonarse de todos, prender una chispa de emoción y dejarte un buen sabor de boca, y todo eso de forma sencilla, como si no le costara escribir, como si escribir una buena novela fuese fácil. Viendo la de engendros que hemos comentado en este blog, es evidente que no es fácil.

Esta noche no, amigo mío, es la frase más importante de la novela, y después de escucharla muchas veces, en contextos muy distintos, se te queda grabada.

La novela es de lectura fácil, porque no es sesuda, y además te puede hacer reír, y además es honesta: no pretende ser lo que no es, ni pretende ser "la gran novela", ni cambiarte la vida. Nada de eso. Simplemente te cuenta una historia; y te la cuenta de manera espléndida. Cuando se acaba, hacia la página 520, te molesta. Pensé: venga, un poco más, aunque no pase nada especial, solo sigue contándome.

Esta noche no, amigo mío, le dije al librero cuando quiso vendérmela: su gran pega son los casi 24 eurazos que vale. A mí me la dejó un amigo, con esto del P2P analógico. Me parece una burrada de precio de cojones, la verdad. Quien tenga un ibuk quizá pueda pillarla más barata: Libranda igual la pone a 23,50. Competición de burradas en la era digital española.

Esta noche no, amigo mío, le dije a Richard Price al terminarla, en la cama, satisfecho. Pero ni caso. Qué perro.

1 comentario:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.