jueves, 27 de agosto de 2009

Arturo Pérez Reverte: El maestro de esgrima

Idioma original: español
Fecha de publicación: 1988
Valoración: está bien

Había oído hablar mucho de esta novela, y este verano parecía un buen momento para leerla. No está mal, pero quizá esperaba algo más. La tabla de Flandes me encantó y La reina del sur, dentro de otro estilo, me pareció muy entretenida. Pero con esta novela, bueno, me ha decepcionado un poco. Quizá haya sido por el estilo costumbrista, recordando a Galdós y la España de mediados del siglo XIX, que, para ser sincera, personalmente me aburren un poco. Si le añadimos que la historia es muy predecible pues tenemos eso, una novela que está bien para leer en verano.

Jaime Astarloa, el protagonista, es un maestro de esgrima ya entrado en años que subsiste gracias a las clases que da a los hijos de la nobleza y a su amigo el marqués de los Alumbres. El esgrima se está perdiendo en un momento donde los duelos de honor con florete se transforman en duelos de pistolas, y el esgrima se ve como un deporte.

Su vida transcurre entre las clases, las tertulias en el café, donde ahora el tema principal de conversación es el posible regreso a España del general Prim y su golpe a Isabel II, y la búsqueda de la estocada perfecta. Hasta que aparece Adela de Otero, una joven sensual que quiere que Astarloa le enseñe la estocada de los doscientos escudos, ideada por el propio maestro. Le enreda en situaciones y sentimientos que el viejo maestro creía olvidados. Pero hay algo oculto y secreto cuyo propósito se nos irá revelando a medida que el propio Jaime vaya vislumbrándolo.

También de Pérez Reverte: La sombra del águila.

1 comentario:

Francisco Guillermo dijo...

A mi me agrado mucho esta novela, no es pretenciosa la historia, pero me agrado el personaje, y todo lo que sucede fue ameno, por lo que en lo personal es uno de mis veinte libros favoritos, y bueno lo que me sucedió es que yo no tenía expectativas cuando la lei y me sorprendió, pensé que iba a ser aburrida, pero nada que ver. Como la lectura es agradable, sencilla y el personaje principal me agrado bastante, fue por ello que es de los libros que no puedo olvidar.

Saludos!!!