domingo, 1 de marzo de 2009

Mario Benedetti: La Tregua


Idioma original: Español
Fecha de publicación: 1960
Valoración:
Muy recomendable

La Tregua de Mario Benedetti ocupa un lugar muy especial en la biografía lectora de las personas que hacemos este blog, por eso lo hemos elegido para nuestra primera entrada. Empezamos a leerlo por primera vez allá por el año 1995 (¡qué jóvenes éramos!) y desde entonces lo hemos prestado, regalado y recomendado a decenas de personas. Después, ya en el Taller Literario, todos leímos La Tregua pasándonos uno o dos ejemplares de mano en mano, y la gente iba subrayando e incluso comentando en los márgenes sus frases y pasajes favoritos.

Para los puristas y los amantes de la monumentalidad, La Tregua probablemente no es una gran novela. Pero lo es. Escrita en forma de diario, cuenta de manera sencilla y poética a la vez -y juntar esos dos adjetivos en una misma obra no es nada fácil- la historia de amor entre Martín Santomé, un viudo que está a punto de jubilares, y Laura Avellaneda, una joven empleada de su empresa. Alrededor de estos dos personajes principales giran otros, como los tres hijos del narrador, un antiguo compañero de la escuela o los demás ocupantes de la oficina. No es obligatorio que Martín Santomé caiga bien; pero el que no simpatice (empatice) con él, es que no tiene corazón.

La lectura de esta novela puede complementarse con Poemas de la oficina (1956), que reflejan un ambiente parecido, basado en la propia experiencia de Benedetti como poeta-oficinista.

Otras obras de Mario Benedetti en ULAD: Memoria y esperanzaInventario UnoPrimavera con una esquina rota

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Mario Benedetti hace arte de lo cotidiano en La tregua, con una simpleza que enternece.
Yo fui una de esas regaladas y lo guardo con cariño como recuerdo de aquellas tardes...
Felicidades por el proyecto!
Blanca

jacuam dijo...

Gracias por pasarte por aquí, Blanca. No puedo estar más de acuerdo. Creo que Benedetti es un muy buen comienzo para este blog.

esti dijo...

¡Gracias, Blanca!

Me alegro de que estés ahí.

Un beso muy grande.

Anónimo dijo...

Me entusiasma la idea del proyecto. Prometo mantenerme fiel a vuestras propuestas. En cuanto termine "El tambor de hojalata" empezaré la "Tregua".
¡Felicidades!
Inés

jacuam dijo...

Gracias por tus ánimos, Inés! Pues mira, precisamente El tambor de hojalata es uno de mis eternos pendientes.. Lo malo de este blog es que las lecturas empiezan a acumularse peligrosamente;).
Besos!

Anónimo dijo...

Acabo de comprar este libro siguiendo vuestros consejos, espero tener que daros la razón.
Jaime

Santi dijo...

Jaime, estoy absolutamente seguro de que no vas a quedar decepcionado. Ya nos contarás...

Anónimo dijo...

Una buena amiga de la universidad me aficionó a Benedetti cuando me dejó "La tregua", y hoy mismo, sin saber que vuestra primera entrada fue precisamente sobre esta novela (lo acabo de ver), le he recomendado vuestro blog así que está claro que coincidimos en que es un libro que nos ha influido a muchos y que gusta a todo el que lo lee.

Anónimo dijo...

He leido esta novela por primera vez en octubre de 1993 y luego se succedieron las lecturas .lo facinante es que a cada vez es como si fuera la primera.20anos despues, le doy razon a Benedetti :Ahora tengo tiempo ,que hare con el?

Anónimo dijo...

Leí esta novela por primera vez hace muy poco, y debo admitir que se ha convertido en una de mis favoritas. Ahora ando buscando algo que se le parezca, pero no he tenido suerte :( ¿Alguna recomendación queme den? Desde ya muchísimas gracias, Viviana.

Anónimo dijo...

Realmente curioso que fuese 'La tregua' la primera reseña del blog, porque éra precisamente el libro que acababa de leer cuando yo lo descubrí (el blog, quiero decir). Está claro que hay un vínculo misterioso entre Benedetti y ULAD.

El libro en sí no me gustó demasiado, 'se deja leer' y poco más, no me emocionó especialmente. Aunque reconozco que ese 'Dios mío. Dios mío. Dios mío. Dios mío' sí que me dejó helado.

Carlos Andia

Kamaji Foo dijo...

Hola, acabo de descubrir el blog y lo voy a ir checando poco a poco. A mi también me fascina la tregua, de hecho fue de los primeros libros que comencé a leer cuando surgio en mi la necesidad de la lectura nuevamente y más seriamente hace algunos años. Me acompañó a entrevistas de trabajo cuando regresé de haber vivido lejos de mi ciudad natal y tiene buenos recuerdos porque cuando al fin me entrevistaron en un trabajo, iba con los ojos llorosos por haber leido el final del libro. No me considero un experto, simplemente si no me engancha una lectura en la primer pagina, no le sigo y este es un libro muy recomendado y ameno.