viernes, 27 de marzo de 2009

María Gripe: Los hijos del vidriero.

Título original: Glasblåsarns barn.
Idioma original: sueco.
Año de publicación: 1964.
Valoración: Muy recomendable.

María Gripe es, en mi opinión, una de las mejores autoras de literatura infantil y juvenil.

En sus historias se entremezcla el misterio con una precisa descripción psicológica de los personajes y una gran habilidad para construir argumentos complicados pero perfectos.

En muchas de sus obras, la autora, de origen sueco, habla de realidades muy duras que les toca vivir a los niños y jóvenes, como el abandono de los adultos y la incomprensión ante las injusticias que éstos cometen.

Éste es uno de sus libros más conocidas. Se trata de un cuento mágico, en ocasiones triste y siempre emocionante. Una historia que te arrastra hacia su desenlace por un laberinto de misterios.

Klas y Klara, los dos hijos pequeños de un vidriero muy pobre, se pierden durante una feria. Una misteriosa anciana, Aleteo Brisalinda, ayudada por su cuervo Talentoso, será la encargada de buscar a los niños y rescatarlos del palacio en que están secuestrados; en La Ciudad de Todos los Deseos.

La eterna lucha entre el bien y el mal, la responsabilidad paterna, el vacío existencial al que puede llevar el lujo innecesario y la satisfacción inmediata de todos los deseos... son algunos de los temas sobre los que trata este relato. Todo ello sin perder su frescura y ligereza.

Sencillamente, delicioso.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Dios mio, qué recuerdos!!! Lo leí hace 30 años y el título me ha literalmente asaltado. Señal de que es un buen libro!

galgata dijo...

A mí también me encanta esta autora. Me marcó profundamente cuando niña y más adelante, cuando he releído, he vuelto a pensar que su calidad es muy alta. Tiene la feliz particularidad de mostrar un mundo con lados claros y también oscuros, y no disfrazarlo para los niños.

Además, ¡yo tenía la misma edición que la de la foto! Saludos.