miércoles, 25 de marzo de 2009

Paul Auster: Un hombre en la oscuridad

Fecha de publicación: 2008
Idioma original: inglés
Título original: Man in the dark
Valoración: Se deja leer

Hace ya años que todo lo que escribe Paul Auster se convierte en un éxito de ventas inmediato, y hace también tiempo que la crítica ha abandonado, aparentemente, sus recelos hacia un enfant terrible como Auster. Y sin embargo, el último libro publicado por el escritor de Brooklyn no hace justicia ni a sus seguidores ni a su elevada consideración crítica.

He leído por ahí que Un hombre en la oscuridad es una reescritura de Viajes por el Scriptorium, una novela que no he leído, y a juzgar por las críticas no me pierdo mucho. En cambio, sí que puedo compararla con las mejores novelas de Auster, la Trilogía de Nueva York o La noche del Oráculo, y decidir que es evidentemente inferior a ellas: en profundidad, en humanidad, en originalidad.

Un hombre en la oscuridad contiene algunos de los habituales trucos narrativos de Auster: mezcla de varias narraciones, confusiones de realidad y ficción, escritura dentro de la escritura. El mundo real de August Brill se mezcla con el mundo imaginario (imaginado por Brill, por cierto) de Owen Brick, quien recibe la misión de matar a Brill para que deje de imaginar un mundo en el que ha estallado una guerra civil en los Estados Unidos.

Hay varios motivos por los que esta novela es inferior a otras anteriores de Auster. En primer lugar, los juegos narrativos, normalmente sugerentes, posmodernos, cautivadores, son aquí obvios, trillados (nada que Borges no haya inventado cincuenta años antes). La historia imaginaria no pasa de ser una distopía bastate manida; la parte real (Brill tendido en la cama por un accidente de coche, junto a su hija y a su nieta) no emociona, no cautiva, no sorprende como sorprendía la parte final de La noche del Oráculo: simplemente, aburre.

Me parece que sólo los muy fans de Auster disfrutarán de esta novela; los demás, se sentirán probablemente decepcionados. Como yo.

Otras obras de Paul Auster en ULAD: Aquí

3 comentarios:

Martita dijo...

Paul Auster fue un descubrimiento que se quedo en eso,porque a partir de ahí el tío no levanta cabeza. En fin,aún así me atrevo a recomendar también el Palacio de la Luna. Sobre todo apto para adolescentes que adolecen!

Guillermo Gómez dijo...

Vaya, era una de esas lecturas que tenía pendientes. Después de leer la reseña, me tengo que pensar si me lanzo o no.

Juan Melville dijo...

Sin ser fan, me gustó, aunque lo vi como un poco artificioso, forzado. En todo caso me entretuvo.