jueves, 19 de marzo de 2009

Dos en uno

Friedrich Dürrenmatt: La visita de la vieja dama
Idioma original: Alemán
Título original: Der Besuch der alten Dame
Año de estreno: 1956
Valoración: Imprescindible

Paulo Coelho: El demonio y la señorita Prym
Idioma original:
Portugués
Título original: O Demônio e a srta Prym
Año de publicación: 2000
Valoración: Repugnante


La visita de la vieja dama, de Friedrich Dürrenmatt es una obra de teatro impresionante, hipnótica, una tragicomedia prácticamente perfecta: uno de los retratos más logrados del odio y la venganza fríamente calculada, presentado además de manera sugerente, divertida, abierta, meticulosa, con espacio para el humor, la poesía y la crudeza.

Cuenta la historia de un pequeño pueblo sumido en la depresión (económica y espiritual), al que vuelve una de sus antiguas lugareñas, que ha logrado reunir una importante fortuna a través de sucesivos matrimonios a cuál más breve. Los habitantes del pueblo la reciben como a su salvadora, ya que, si decide invertir en las fábricas del pueblo, logrará sacarlos a todos de la miseria. Pero ella pone una condición: dará su dinero sólo a cambio de que alguien -no importa quién- mate a Alfred III, su novio de juventud, que la dejó embarazada y la abandonó. A partir de este dilema moral, Dürrenmatt consigue crear una obra tensa, ambivalente, dura pero simpática, memorable.

¿Y qué ha hecho el bueno de Paulo Coelho cincuenta años después? Pues exactamente lo contrario. Primero, plagia la idea central de Dürrenmatt (aunque lo cita en la novela, como si eso ya le diera carta blanca), cambiando apenas algunos detalles, siempre para peor: ya no es una "vieja dama", sino el diablo en persona, quien ofrece un botín de oro a quien mate a la señorita Prym. Además, transforma todo lo que en el original era sugerente y ambiguo, en moralizante y obvio. Roba, trivializa y vende pretendida profundidad, que es lo que hace siempre, en definitiva.

Resumiendo: si es posible, leed (o id a una representación de) La visita de la vieja dama; si es posible, evitad como a mosquito que transmite la malaria la novela de Coelho; de hecho, si es posible, evitad toda otra obra de Coelho, y si alguien os lo recomienda, contestadle: "no, es que yo prefiero leerme a los originales".

1 comentario:

Anónimo dijo...

Cuan de acuerdo estoy contigo en lo referente a Coelho!!!!