martes, 3 de marzo de 2009

Ítalo Calvino: El barón rampante.


Título original: Il barone rampante
Idioma original: Italiano
Año de publicación: 1957
Valoración: Muy recomendable.

Cósimo di Rondó es un barón del s. XVII al que, con 13 años, intentan obligar a comerse un plato de caracoles. Él se niega, porque disfruta jugando con ellos,y se sube a un árbol en señal de protesta. Dice que nunca va a bajar y aunque al principio nadie cree que sea posible, de un modo insospechado, él consigue llevar aquello en lo que cree hasta sus últimas consecuencias. El resultado es que logra vivir su vida de forma plena y feliz.

Como todos los libros de Calvino, éste también encierra una hermosa alegoría sobre la vida y sobre algunos de los aspectos más profundos del ser humano.

Tras la aparente sencillez de un cuento mágico, se esconde lo que, para mí, es la defensa esperanzada de una posibilidad: ser quienes somos (únicos, originales) desde la creatividad y la valentía existenciales.

Un libro que, sin duda, merece la pena. Y que, por su frescura, resulta aconsejable para jóvenes o personas que pretenden iniciarse en el hábito de la lectura.

Otras obras de Italo Calvino en ULAD: Aquí

8 comentarios:

Guillermo Gómez dijo...

Esti,
Esta es una lectura que tenía pendiente desde hace tiempo. Después de leer tu recomendación has logrado decidirme para que sea mi siguiente lectura.

Iñaki dijo...

Kaixo:
Sigo el blog de Tximbo dese que le mandaron a mi hijo a la Universidad de Limerick para hacer el proyecto de fin de carrera. Eso y la coincidencia de que sea de Vitoria, me animó a leerlo e paralelo al blog que tiene él también contando sus andanzas. Al ver la maravillosa idea que has tenido con esto de los libros, te diré que ya he metido la dirección en favoritos y os seguiré muy a gusto. Saludos desde Gasteiz y ánimo.

Santi dijo...

Pues a mí, que conste, con El barón rampante me pasó que me gustó más la idea que el libro. O sea, tú piensas el argumento: un joven decide subirse a los árboles de niño, y ya no baja de ellos nunca más. Y piensas: qué bonito, qué idea tan original, qué libro tan simpático.

Pero luego, al leer el libro, no sé, se me hizo largo. Me pareció que se dispersaba, y al final, lo siento Esti, pero casi me costó acabarlo...

En cambio, me gustó mucho más El vizconde demediado, me pareció una novela mucho más redonda, y con un argumento igual de original: un caballero es partido por la mitad de manera que su lado bueno va por una parte, y su lado malo por otra; pero las cosas no son tan sencillas, y al final no está tan claro qué parte es cuál...

esti dijo...

¡Qué bien, Guillermo! :)

No sabes qué ilusión hace darse cuenta de que este blog de verdad puede animar a alguien a leer libros como éste.

Siempre he pensado (sobre todo desde que empecé a trabajar como librera) que recomendar ciertos libros es casi como hacer un regalo...

Espero que estés muy bien.

Un abrazo fuerte desde el otro lado del mar.

esti dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
esti dijo...

Santi;

Quizá ese "dispersarse" del que hablas se deba a que la novela pretende presentar varios personajes, con sus diferentes maneras de entender la vida.

Por ejemplo, esos españoles que también viven en los árboles pero por motivos muy distintos a los de Cosimo.

Por cierto, compañero; qué bueno que este blog pueda servir también para intercambiar opiniones... :)

Juan Melville dijo...

Este libro me hizo sentir como un niño, con las aventuras que uno vivía de pequeño. He tratado de transmitir mis sensaciones a amigos, pero es simplemente imposible. Hay que leerlo, es lo más simple y quizá lo mejor del siempre optimista Calvino.

Federico Escudero dijo...

Un gran libro cuya adaptación cinematográfica debería ser dirigida por Tim Burton. Un personaje que defiende su independencia y su libertad hasta el extremo y que contempla, con la objetividad que le da el estar subido a los árboles, los cambios entre los siglos XVIII y XIX.