martes, 10 de diciembre de 2013

Stephen King: Mientras escribo

Idioma original: inglés
Año de publicación: 2001
Título original: On writing
Traducción: Jofre Homedes
Valoración: muy recomendable

Pues vaya gran conocedor de la obra de Stephen King soy yo, para encontrarme con Mientras escribo. Con lo poco motivador que me resulta el género de terror y con lo aún menos motivador que me resultan los best-sellers. 
Menudo papelón.
Pues resulta que, apenas tres párrafos dentro de la reseña que escribo, la influencia de su lectura ya cala en mí. Ya me hallo reflexionando si es correcto cómo divido los párrafos y si los adverbios no son demasiados ya aquí. Sin hablar de la voz pasiva. Resulta, entonces, que este libro, que se abre en un tono autobiográfico (incluyendo referencias a orígenes familiares y a adicciones diversas bajo el influjo de las cuales confiesa haber escrito algunas de sus obras más célebres) y se cierra como un valioso manual práctico destinado a los que pretendemos escribir de vez en cuando (y que nos lean de vez en cuando), resulta que es una experiencia interesante, enriquecedora y demoledora. Demoledora de mis dos prejuicios expuestos, aclaro. Porque mi sensación final es que si Stephen King es uno de los autores más vendidos, aparte de ser prolífico y contar con un ejército de fans irredentos, lo es con cierto merecimiento. Por aquello de que la vida le ha dado limones.
Por proseguir con algo que podría ser interpretado como un tabú (ceder en exceso ante las grandes figuras encaramadas en las listas de ventas), diría que, al igual que De qué hablo cuando hablo de correr del polémico (tomen eufemismo, señores) Murakami, este ensayo me seduce por la manera en que su autor revela su pasión por su oficio. La manera en que pone su oficio al servicio de expresar ese amor. Sí, es cursi llamarle amor, pero ríanse de la vida que a King le ha procurado su talento muchas veces vilipendiado. Da envidia leer la seguridad que desprende hasta cuando reconoce errores, adicciones, debilidades. Si este hombre se decide a aconsejar es por algo. Nadie le mandaba decidirse por esto en vez de tramar otra de sus novelas de terror. Hasta hubiera vendido algunos millones más de los que seguramente vendiera Mientras escribo. Pero prefirió darse este pequeño festín  algo auto-celebratorio, sí, pero con un cierto sentido de la justicia, tuteando al lector, mostrando cariño y convicción, modestia en lo artístico pero orgullo en lo estilístico, en resumidas cuentas, dejando fluir su escritura con tanta espontaneidad que cualquier prejuicio se desmorona. Y con una idea central que no abandona mi cabeza, ya que estamos en un blog de libros. Su contundente afirmación de que un buen escritor sólo puede surgir de ser un buen lector. Touché.
Una auténtica sorpresa (a pesar de que ya había sido advertido).

Más libros de Stephen King en UnLibroAlDía: El ciclo del hombre lobo22-11-63ItMiseryInsomniaLas cuatro estacionesLa historia de Lisey

8 comentarios:

Julián. dijo...

Un genio Stephen.

el convincente gon dijo...

¿Entonces lo recomiendas a todos esos escritores principiantes que van de blog en blog dejando spam en los comentarios...? :P

Pili dijo...

Gracias por los comentarios. Pues más que recomendarlo a escritores incipientes o no, recomiendo el libro a cualquiera con la mínima curiosidad de los mecanismos que se ponen en funcionamiento de tal manera que acabamos con un libro en las manos. Encima, con una naturalidad que hace vencer cualquier preconcepción. King no parece un ser atormentado y retorcido sino un tipo la mar de cercano y alucinado con la vida que le ha procurado su habilidad para conectar con el gran público.

Francesc Bon dijo...

Heyy.. que algún comentario ha salido desde una sesión de Google abierta por mi mujer... pues, nada, que era yo, Francesc.

izas dijo...

Completamente de acuerdo con esta reseña. King muestra un amor absoluto por su trabajo y, si se permite el lujo de dar consejos, no lo hace desde una posición superior ni creyéndose el mejor autor del mundo, sino haciendo gala de una gran humildad y de mucho sentido del humor.

Francesc Bon dijo...

Gracias. Un día analizaré la secuencia de hechos que me acercó a este libro casi tanto como me aleja de sus novelas de terror que, excepto Carrie hace millones de años, nunca han llegado a aportarme gran cosa.

bailarsobrearquitectura dijo...

Excelente reseña! Acabo de terminarlo y me ha gustado tanto que he escrito también un breve texto sobre él. Adjunto el enlace por si a alguien le interesa echarle una ojeada:
https://bailarsobrearquitectura.wordpress.com/2014/12/18/consejos-de-un-rey/
Saludos y enhorabuena por el blog!
Iago López

Francesc Bon dijo...

Ya tiene .... la cosa de que esta continúe siendo la única lectura de King que me ha dejado un recuerdo imborrable.