martes, 2 de julio de 2013

Ramon Saizarbitoria: Cien metros

Idioma original: euskera
Título original: Ehun metro
Año de publicación: 1976
Valoración: Muy recomendable (aunque algo desfasado)

Imaginad esto: ser un escritor en una lengua que no tiene una tradición anterior; o mejor, en una lengua que tiene una tradición que no te sirve. Escribir en una lengua que solo tiene un estándar unificado desde hace una década. Una lengua que no tiene un Siglo de Oro, un Cervantes o un Shakespeare, ni un Flaubert o un Joyce. Qué sensación de libertad y, al mismo tiempo, qué tremenda responsabilidad tuvieron que sentir los autores que, como Ramon Saizarbitoria, se propusieron (re)construir la literatura vasca en euskera a partir de los años 70.

Con Ehun metro (y con el resto de las novelas de su primera etapa creativa), Saizarbitoria intenta, explícita y conscientemente, modernizar la novela vasca, apartándose radicalmente del ruralismo y el idealismo (post-)romántico, y vinculándola con las corrientes más actuales de la narrativa europea del siglo XX, en particular con el nouveau roman francés, una deuda que Siazarbitoria siempre ha reconocido. Para los lectores en euskera Ehun metro fue todo un shock: ¿una novela urbana, actual, experimental y en euskera? ¿Eso era posible?

Cien metros se centra en la narración de los últimos minutos de vida de un miembro de ETA (aunque en ningún momento se menciona el nombre de la banda), perseguido y abatido por policías en la plaza de la Constitución de Donostia. Y entrelazados con esa cuenta atrás fatal (noventa y nueve metros, noventa y ocho metros...) aparecen otros materiales muy diversos: recuerdos infantiles del protagonista, fragmentos de una guía turística de San Sebastián (en español), los diálogos de los policías que interrogan a un testigo del tiroteo (también en español), los diálogos de los clientes de una taberna al día siguiente, una relación amorosa, un encuentro inesperado...

La novela, por motivos evidentes (fue terminada de escribir en 1973) tuvo problemas con la censura: durante tres años Saizarbitoria no consiguió publicarla, y cuando lo consiguió en 1976 la edición fue secuestrada por orden judicial. El propio autor ha afirmado que estos problemas con la justicia española contribuyeron a una lectura "militante" de la obra, que no se justifica necesariamente en el texto. En efecto, la obra no contiene en absoluto una condena de la violencia (difícilmente cabría esperarla, en cualquier caso, en una novela escrita en 1973), pero tampoco existe glorificación ni idealización del terrorista ni del terrorismo. No es, en otras palabras, una llamada a la lucha contra el opresor, aunque sí es evidente la insistencia en el ambiente de opresión, o mejor, represión, del Franquismo, que justificó el nacimiento de ETA.

Es difícil exagerar la importancia histórica de esta novela o de su autor en la renovación de la literatura vasca, como decíamos antes; ahora bien, con el paso del tiempo y la progresiva "normalización" del sistema literario en euskera, da la impresión de haberse quedado algo desfasada: era necesaria en su momento, para demostrar que otra literatura vasca, moderna y arriesgada, era posible; pero el resultado efectivo tiene algo de ejercicio de estilo, produce una sensación (probablemente buscada) de cientifismo y abstracción. También la propia actitud autorial aséptica hacia el protagonista y hacia la violencia resulta ahora chocante (tantos años después y una vez que ETA está ya desacreditada y prácticamente desarticulada).

En cualquier caso, esto es literatura, literatura de la buena, de la mejor que se ha escrito nunca en euskera. Una novela necesaria en su momento, pero al mismo tiempo una novela -o un tipo de novela- que probablemente hoy en día no tendría sentido escribir.

3 comentarios:

Mike dijo...

Joer, pues gracias por descubrírnosla.

Anónimo dijo...

Me gustaría invitaros a leer esta conversación con Ramón Saizarbitoria en 2001, cuando publicó 'Guárdame bajo tierra'
http://despuesdelhipopotamo.com/2012/09/27/tu-eres-mi-patria/
Un cordial saludo

Santi dijo...

Muchas gracias, Anónimo! Es una entrevista muy interesante, con un escritor muy interesante. Ahora mismo estoy leyéndome Guárdame bajo tierra y me está encantando. Como solemos decir en Twitter, #HabráReseña...