domingo, 9 de diciembre de 2012

Semana de literatura mexicana: Octavio Paz: El laberinto de la soledad

Idioma original: español
Año de publicación: 1950
Valoración: Muy recomendable

Qué mejor forma de terminar esta serie sobre literatura mexicana que con El laberinto de la soledad de Octavio Paz, poeta, ensayista, traductor, premio Nobel de literatura en 1990, antecesor del boom y uno de los escritores que más reflexionó sobre la propia identidad mexicana.

El laberinto de la soledad, el primer ensayo del autor, se gestó durante una estancia en Estados Unidos (como reconoce el autor en el primer capítulo) y es un análisis muy personal de la esencia y la historia mexicanas, sorprendente a veces y siempre sugerente, de algunos de los núcleos fundamentales de la "mexicanidad", como su carácter cerrado (que contrasta, creo, con la imagen que los extranjeros solemos tener de ellos); su hibridez y su gusto por las formas y las formalidades; su relación cercana y casi amorosa con la muerte o su afición a la fiesta como escape del propio yo. En esta obra se plasma la idea del origen mestizo de lo auténticamente mexicano: la mezcla de dos razas que comenzó con una violación, la de Malinche, la india violada por los colonizadores españoles: la "Chingada" de tantas expresiones típicamente mexicanas. México es, por tanto, un país dual y siempre enmascarado; imposible de abarcar y de conocer, incluso para los propios mexicanos.

Octavio Paz es crítico con los mexicanos y con su Revolución (recordemos que la obra fue escrita en 1950, es decir, en medio del larguísimo dominio del PRI). Critica, por ejemplo, que adopten el lenguaje y los símbolos de la democracia y la libertad, para esconder realidades que no tienen nada ni de libres ni de democráticas; se muestra también alejado de su virilidad agresiva y machista, y el papel pasivo y secundario a que reduce a las mujeres. En la comparación con los estadounidenses, siempre expansivos y confiantes en la bondad de sus ideales, los mexicanos aparecen escépticos y reservados, aunque ambas actitudes, afirma Octavio Paz, son igualmente insuficientes.

Da la impresión de que este libro, que ya fue revisitado por su autor en 1975 en forma de entrevista titulada "Vuelta a El laberinto de la soledad", necesitaría ahora, más de siglo después, una actualización profunda: el México del siglo XXI parece haber superado ya los debates sobre la "mexicanidad" y haberse perdido en otros laberintos diferentes, menos metafísicos y más pragmáticos. La voz de Octavio Paz seguro que habría tenido algo que decir al respecto.

2 comentarios:

Nicolás Flamel dijo...

Buenas recomendaciones en esta semana mexicana, al menos para mi, que solo conocía un par de los autores que reseñaron, y esas obras en especifico no las he leído. Agrego algunas a mi lista de pendientes, espero que no tarden mucho mas n reseñar otra obra mexicana, que aun hay mucha calidad por estos lares. Saludos!!!

sabrine hosni dijo...

Hola me podrían buscar la traducción al árabe de este ensayo por favor? la necesito para hacer mi tesis y no la he podido encontrar. Gracias