viernes, 2 de marzo de 2012

Jacques Tardi y Jean-Patrick Manchette: El blues de la costa oeste


Idioma original: francés
Título original: West Coast Blues
Año de publicación: 2009
Valoración: Recomendable

George Gerfaut es un hombre de mediana edad, trabaja como comercial y tiene mujer y dos hijas. Lleva una vida aburrida y de lo más anodina, pero no se queja demasiado. Así que pasa los días haciendo su trabajo, cuidando de su familia y prestando no más atención de la necesaria a los problemas del mundo, como cualquier mortal. Hasta que dos desconocidos intentan matarlo. Y, como no lo consiguen, lo intentan otra vez.

¿Qué hace, entonces, George? Para evitar que hagan daño a su familia, se escapa. Y se inicia entonces una persecución que se alargará durante meses y que no sabemos muy bien cómo puede acabar, pues George, a pesar de que ha tenido la gran suerte de que escapar un par de veces de las garras de la muerte, no es un héroe. No sabe manejar un arma o cómo borrar sus huellas para que nadie lo encuentre. Es un comercial, un hombre normal que nunca ha hecho nada a nadie. Pero, si nunca ha hecho nada a nadie, ¿por qué intentan matarlo? ¿Por qué alguien se está tomando tantas molestias para encontrarlo y deshacerse de él?

Así comienza West Coast Blues, un cómic francés que adapta la novela Le Petit Bleu de la côte ouest, escrita por Manchette en 1976. Heredera de la novela negra más cruda, esta obra (en la versión gráfica, al menos) desarrolla la historia de George sin escatimar escenas violentas, errores o imperfecciones, lo cual hace que nos resulte más verosímil que otras historias.

En este cómic no hay grandes discursos ni personajes impresionantes; ni siquiera mujeres fatales que se queden en nuestra memoria para siempre. Tan sólo hay una historia –una buena historia– y tanto el escritor como el ilustrador se toman el tiempo justo (ni más ni menos de lo necesario) para desarrollarla. Todo un descubrimiento.