viernes, 25 de febrero de 2011

Pascal Mercier: Tren nocturno a Lisboa

Idioma original: alemán
Título original: Nachtzug nach Lissabon
Año de publicación: 2004
Valoración: se deja leer


Viviendo en Lisboa, y teniendo un amigo que se llama Amadeus do Prado, era inevitable que terminara leyéndome esta novela, que trata de un viaje a Lisboa y en la que aparece un personaje que se llama Amadeu de Prado. Así que, cuando hace un mes me compré un billete para el tren nocturno a Lisboa, me compré también un ejemplar de Tren nocturno a Lisboa. Ocasiones de hacer tonterías así, no hay que dejarlas pasar. Y yo estaba preparado para que aquello fuera una experiencia lectora única, casi mística, entre otras cosas porque me habían hablado muy bien del libro, y bueno, por todo lo demás. Pero no. Tanto la experiencia viajera como el libro me decepcionaron bastante.

Mira que el libro empieza bien (aunque la idea no sea la más original del mundo): un rutinario y algo aburrido profesor de lenguas muertas, Raimund Gregorius, también conocido como Mundus, presencia el posible intento de suicidio de una mujer portuguesa en un puente de Berna; después compra un misterioso libro íntimo-filosófico escrito por un misterioso autor, Amadeu de Prado, que se opuso a la dictadura Salazarista. Y en ese momento Gregorius decide cambiar su vida, dejarlo todo y coger ese mismo día un tren (varios trenes) que le lleven a Lisboa, la ciudad en la que vivió Amadeu.

Y ahí es donde mi interés por el libro se desploma. Porque empieza bien, con un personaje principal con el que es fácil simpatizar, y mezclando elementos de intriga con reflexiones más o menos filosóficas sobre la vida, el tiempo o la muerte (reflexiones de Amadeu que pueden emparentarse con el Libro del Desasosiego, de Pessoa, que el autor cita explícitamente); pero luego, cuando Gregorius llega a Lisboa, el autor se entretiene otras 300 páginas en reconstruir una trama de tortuosas relaciones personales y familiares que a mí no me han llegado a interesar en ningún momento, de manera que las últimas 100 o 150 páginas del libro las hojeé más que las leí.

Además, hay demasiadas cosas que suenan a falso: para empezar, Lisboa. No sé si Mercier ha vivido en la ciudad o no, pero sus referencias (la Rua Augusta, Alfama, Bairro Alto) son demasiado obvias y demasiado superficiales, casi turísticas. Y también, la trama. Un desconocido llega a una ciudad extraña donde hablan un idioma que no domina, y en una semana, tirando de listín telefónico y mucha, muchísima suerte, ha conseguido introducirse en el círculo de otra persona, ha conocido a todos sus familiares y allegados, y estos le han revelado sus secretos más íntimos. Porque sí. Pues no me lo trago.

En fin, que no está mal, es un libro curioso, sobre todo al principio, pero no es lo que promete. Más bien es una versión suizo-portuguesa de La sombra del viento, con ínfulas de algo más. Y le sobran 300 páginas. He dicho.

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Santi, o como quiera que te llames, no tienes ni pajolera idea sobre literatura.

Santi dijo...

Don't feed the troll.

Anónimo dijo...

Buenas.
En mi opinión no hace falta que las novelas sean "tragables", para eso ya existe la realidad. A mi me ha encantado saborear este libro, creo que es un buen alimento para el alma, si se me permite la cursilería.
Aunque para gustos...
Saludos.
Daida.

Anónimo dijo...

What about all the philosophical reflexion, the quest? The allegory?
It's not a book about Lisbon, you know?

Anónimo dijo...

Entendido asi Garcia Marquez y tantos otros de cabo a rabo serian inenetendiblen. Coincido, ni idea de literatura.

Santi dijo...

Cualquier similitud de esta novela con García Márquez es pura coincidencia...

javi galván dijo...

Mercier no es, evidentemente, el más grande de los literatos suizos; de hecho, diría que la película filmada por August, basada en esta novela, trasciende y supera con mucho ciertos puntos oscuros de la historia.

laura cargo dijo...

Comparto totalmente cuestiones como el que llega a Lisboa y por arte de magia todos saben inglés, intiman, y le cuentan cosas que jamás han dicho, aunque el protagonista dice que a veces es más fácil sincerarse con un desconocido.La primera parte es muy descriptiva y creíble. Lo que más me alucinó sinceramente es que después de conducir toda una noche fueran capaces de llegar a Finisterre (galicia), por unas carreteras de la época infinitas, interminables. Incluso hoy día es inviable, que alguien lo intente.
Un saludo
Laura cargo

Anónimo dijo...

"Todos saben inglés"? Te has leído el libro? Creo que el único idioma que se menciona muy de pasada es el inglés...

Anónimo dijo...

Dejando a un lado lo "creíble" del libro, que, a mi modo de entender, tratándose de ficción es lo menos importante...hay reflexiones verdaderamente interesantes, profundas, y mucha literatura. Me ha encantado.

Norma dijo...

No coincido con los otros comentarios. Leí el libro y vi la película, considero que son los dos muy buenos.

Roberto Enrique Peralta dijo...

He visto la película. Su desarrollo es una obra de arte en cuanto a la concatenación de cada evento narrativo, en los que el narrador es protagonista y a lo largo de la trama ira descubriendo otros narradores. Los eventos del libro ocurrieron en una época anterior y a la vez hay una segunda trama en el presente en la que los sobrevivientes deberán tener una catarsis sobre el daño que sufrieron en la dictadura. Esto lo digo pues la obra no la ví con ojos de lector sino de escritor. Admirable el trabajo del señor Mercier. saludos Face Book Roberto Enrique Peralta y correo electrónico: capacitar.negocios@hotmail.com y FB

Marcelo Gauna dijo...

Hace mucho tiempo que una película no me deja pensando sobre lo que expresa tan profundamente, y me acerca a la literatura una vez mas.
Conseguí el libro, y descubro que el poeta portugués es parte de la ficción. Doble mérito papá el escritor suizo.
Soy de la idea que es mejor ver primero una película y leer luego el libro. Aunque no siempre se nos presenta esta posibilidad.
Saludos a todos

Marcelo Gauna dijo...

"para el escritor suizo"
Salió papá por error

Marcelo Gauna dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marcelo Gauna dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Unknown dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Unknown dijo...

Bueno el Libro,buena la película.
La literatura es ficción y realidad. Tiene reflexiones profundas .Yo le daría el premio Nobel.
Es íntimo,histórico,sensual y gratifica.