martes, 22 de febrero de 2011

Torcuato Luca de Tena: Los renglones torcidos de Dios



Idioma original: español
Fecha de publicación: 1979
Valoración: Se deja leer

Hoy reseño un libro que mencioné hace unos cuantos días, cuando escribí sobre Sophia, de Colin Thubron. Para los que no leyeran dicho post, recordaré que Sophia se trata de una novela ambientada en un psiquiátrico, narrada en primera persona por un hombre que, hasta el final, no sabemos si está o no está cuerdo.

Algo parecido ocurre con la heroína de este libro leído y requetelído y recomendado hasta la saciedad por los profesores de colegios religiosos a sus alumnos: Alice Gould es una detective atractiva y de mediana edad que entra en un psiquiátrico presuntamente como una enferma más, cuando en realidad su misión es la de hacerse pasar por loca para resolver un crimen que se ha cometido en tan peculiar entorno.

Pero a medida que pasamos las páginas y Alice va conociendo a más y a más personajes peculiares (mi preferido es un hombre con aspecto de genio chiflado que funciona como una especie de fatídica cuenta atrás, mencionando cada día los días que faltan para el fin del mundo), y presenciando escenas nada agradables (como la de una tétrica estancia donde están los casos más trágicos, auténticas canalladas de la Madre Naturaleza), no sabemos si la mujer es una loca que se cree detective o una detective que se hace muy bien la loca más cuerda del lugar. Habrá que llegar al final de la novela para descubrirlo...

Sin parecerme la obra maestra imprescindible para formar hombres y mujeres íntegros y completos que muchos docentes ven en esta novela de Luca de Tena, considero que el escritor logra componer una historia amena, creíble y con la densidad suficiente como para poder decir que se deja leer amablemente.

8 comentarios:

izas dijo...

Yo leí este libro hace años y lo disfruté muchísimo. Puede que no sea una maravilla de la literatura, como dices, pero es rápido, ameno, emocionante...

Ensada dijo...

Yo leí también hace tiempo este libro y me encantó. A mi no hizo falta que ningún profe de religión me lo recomendase, afortunadamente, porque si lo llegan a hacer, no lo hubiera leído XD Pero si que puedo decir que te dan ganas de hacerte el loco o de serlo, directamente.

Paula dijo...

Yo lo leí de adolescente y me fascinó. Según el recuerdo que tengo de él, le habría puesto un "está bien" aunque sea :)

Yemila dijo...

Me da palo reconocerlo pero, francamente, había olvidado que tuviéramos la etiqueta "Está bien", ejem...Y como tampoco quería llegar al "Recomendable"...

Gracias por recordármelo Paula. Y mis más sinceras disculpas al sagrado SUE...

Maese_Salakov dijo...

Pues a mí me pareció un paquete. Aburrido, previsible, estereotipado y rollo. No me gustó este libro, no...

Anónimo dijo...

creo que te equivocas, el libro tan recomendado es "el guardián entre el centeno", y ese si que es un plomo en mi opinión.

Yemila dijo...

No, no me equivoco.
Y no sé si es muy acertado afirmar que "Los renglones torcidos de Dios" es "El guardián entre el centeno" patrio, aunque hablemos de colegios católicos de hace un buen puñado de años...

Maria Luisa Hurtado Carrasco dijo...

Un libro absorbente, cuando me lo lei me gustó y mucho, voy a releerlo.