lunes, 28 de febrero de 2011

Carol Shields: Dejarlo todo

Título original: Unless
Idioma original: inglés
Fecha de publicación: 2002
Valoración: Se deja leer

Me compré este libro en cuanto lo publicaron, hace ya nueve años, gracias a la reseña que de él leí en cierto suplemento cultural.

Soy de los que creen que los lectores agradecemos infinitamente que alguien se moleste en escribir una historia de esas que nos rondan por la cabeza insinuantemente pero que no nos decidimos a plasmar sobre papel por falta de habilidad literaria, escasez de tiempo, pereza, dudas, indecisión o qué sé yo.

Y bueno, digamos que el argumento del libro que hoy reseño se correspondía un poco con una de estas historias-que-nunca-escribiremos que me visitaba mentalmente con cierta insistencia allá por 2003: una joven que aparentemente lo tienen todo, de la noche a la mañana abandona la universidad y acaba conviritiéndose en mendiga, una de esas personas de aspecto descuidado que consumen las horas del día paralizadas en un rincón de la calle con un cartel de cartón como único mensaje al mundo civilizado del que reniegan.

Y sí, el argumento era atractivo e insinuante, y la reseña que leí bastante positiva, pero Dejarlo todo, obra de la estadounidense/canadiense Carol Shields, no me pareció un buen libro en absoluto.

En esta novela, como ya he dicho, una chica ideal se hace mendiga sin explicación aparente, y su angustiada madre, una inquieta escritora, se pasa toda la historia tratando de descubrir qué demonios le ha pasado a su cachorra, y mientras tanto, el lector va viendo cómo es la vida de esta mujer, qué aspiraciones tiene como fémina y como escritora pasada ya la barrera de los cuarenta, qué se le pasa por la cabeza, con quién se relaciona...Y sí, todo el conjunto se deja leer bien, y si a uno le da por investigar sobre su autora sabrá que Carol Shields murió a los sesenta y ocho años poco después de publicar esta novela por culpa de un cáncer de mamá, dejando colgando una carrera de escritora que había comenzado a los cuarenta y por la que había recibido toda clase de elogios, tanto de crítica como de público.

No he leído nada más de esta malograda escritora, pero Dejarlo todo, quizás sobre todo por su inesperado y decepcionante final, me pareció una obra menor.

2 comentarios:

Santi dijo...

Pues la historia sí que tiene buena pinta. A veces yo también me he planteado si es posible que una persona que lo tiene todo pueda dejarse ir, por algún motivo, hasta llegar a tocar fondo; en la vida real a veces salen casos así...

Por cierto, otro ejemplo de traducción curiosa: de Unless a Dejarlo todo (que es mucho más revelador del contenido, parece). Claro que no es fácil traducir "Unless" con pocas palabras y que quede bien: ¿"Salvo que", "a menos que", "si no"...?

Anónimo dijo...

Prueba a leer "La memoria de las piedras" de la misma autora. Está bien escrito y consigue atraparte con una historia sencilla y preciosa