domingo, 30 de mayo de 2010

Jens Lapidus: Nunca la jodas

Idioma original: sueco
Título original: Aldrig fucka upp
Año de publicación: 2009
Valoración: Recomendable

Hace no mucho tiempo os hablé de Dinero fácil, obra primogénita del joven abogado/escritor Jens Lapidus, a quien ya han bautizado como el "James Ellroy sueco", y comenté que ése sería el primer volumen de lo que su autor denominaba la Trilogía negra de Estocolmo. Sin haber hecho esperar demasiado a los lectores, el segundo volumen, que lleva por título Nunca la jodas, ha salido del cascarón y en poco tiempo se ha hecho un hueco entre las novedades editoriales.

Si bien en Dinero fácil Lapidus nos contaba la historia de JW, Jorge y Mrado y nos desvelaba los deseos de conseguir dinero, cocaína y venganza rápidamente como motor de sus vidas, en esta ocasión el retrato de los bajos fondos de la capital sueca está a cargo de Niklas, un joven que vuelve a Estocolmo después de pasar varios años en una organización militar e intenta desesperadamente encontrar un sentido a su vida, de Mahmud, un joven musulmán a quien no le queda más remedio que trabajar para el capo yugoslavo Radovan después de haber salido de la cárcel, y de Anders, un policía degradado que se debate continuamente entre cumplir con su deber y convertirse en un delicuente de poca monta. Los tres protagonistas están de alguna manera relacionados con las mafias yugoslavas que poco a poco se están apoderando de Escandinavia y que puede que tengan algo que ver con asesinato del Primer Ministro sueco, Olof Palmer, acaecido años atrás y de nuevo en el candelero debido al descubrimiento de un cadáver que arroja difusas pistas sobre la investigación policial.

De narración directa y muy ágil, Nunca la jodas mantiene el estilo y la estructura de su predecesora, aportando una galería de personajes muy trabajados y, de nuevo, una intrincada trama que no deja ningún cabo suelto. Así pues, confirma la habilidad de su autor para sumergirnos en la parte más oscura de una ciudad "ideal", nos demuestra que su éxito no fue flor de un día y nos deja con ganas de leer la culminación de la trilogía. No se puede pedir más.

Más libros de Jens Lapidus: Dinero fácil.