domingo, 9 de mayo de 2010

Félix Francisco Casanova: El don de Vorace

Idioma original: español
Fecha de publicación:
1976
Valoración:
Recomendable
(diálogo/discusión entre Que No Me Gusta y Te Debería Gustar)

QNMG: Pues es que no me gusta este libro...

TDG: ¡Pues te debería gustar!

QNMG: ¿Por qué? ¿Porque lo digas tú?

TDG: No, no, no porque lo diga yo, no: poque lo dice muchísima gente con autoridad en la materia, hombre...

QNMG: ¿Y quién tiene, según tú, autoridad en la materia? ¿Suplementos culturetas de medio pelo, programas de tele y radio más parciales que ni sé, admiradores de todo lo que se sale de lo común?

TDG: Si empiezas desde ya a faltar, mal empezamos...No creo que todos los suplementos culturales sean de medio pelo; en ellos, como en todo, hay gente más y menos valiosa...Y en cuanto a programas de tele y radio, si te digo la verdad, aún no he visto en estos medios nombrar ni una sola vez a Casanova...Piensa un poquito más antes de emitir tu opinión, porque te juro que en ocasiones pareces uno de esos trolls cibernéticos que se desahogan en blogs y páginas de Internet de sus frustraciones existenciales...

QNMG: Uauh...Qué bonito, ahora resulta que insinúas que soy un frustrado existencial...¿Quién es el faltón, querido amigo? Y todo porque creo que ese libro que me has recomendado con tanto interés, argumentando que su autor es nuestro Rimbaud patrio, me parece una tomadura de pelo...

TDG: A ver, que no te quería insultar...Lo que quiero decir es que en este caso da la casualidad de que coincido plenamente con muchos críticos y artistas que tras leer El don de Vorace han reivindicado a Casanova como un escritor alucinante cuyo estilo es, no puedes negarlo, simbolista...Y a ello se unen datos muy apetecibles a la hora de construir un mito: que el chico era un rockero guaperas admirador de Jim Morrison y de Rimbaud, que escribió el libro con apenas diecisiete años y murió con diecinueve en extrañas circunstancias, que vivía en las paradisíacas islas Canarias... Y ya sabes cómo gustan los seres peculiares a los buscadores de iconos culturales.

QNMG: Sí, ya sé cómo gustan a los buscadores de...pasta. ¡Pero si todo es marketing, amigo mío! Que no, que no... Que El don de Vorace es una locura que no se puede leer, diantre... Vale que empieza bien, con las tribulaciones de un tipo que va explicando que es inmortal, y además, la historia tiene un par de personajes muy interesantes: el intelectual moribundo en silla de ruedas y la ex amante de Vorace, fascinada por el viejuno discapacitado. Pero yo creo que tras el primer tercio del libro, a Casanova se le fue la pinza, sobre todo, después de las dos primeras muertes...

TDG: ¿Que se le fue la pinza? ¡Por supuesto que se le fue la pinza, ahí está la genialidad de la obra! Se le fue pero bien, y es genial leerlo... Esas figuras, esas alegorías, esas frases cargadas de escatología, infiernos y malas pulgas, sin sentido, son fascinantes... ¡Casanova es un simbolista total en prosa! ¿Cómo un amante de Rimbaud y compañía como tú no puede adorar semejante artefacto descacharrante? No te entiendo...

QNMG: Pues chico, ya no sé cómo explicarte que no, que no me gusta, que eso no es una novela, jolín...Ni original, ni poderosa, ni nada...No es una novela. Y eso no quita para que como poeta el Casanova fuera la bomba...Simplemente creo que no pudo escribir una buena novela simbolista, tal vez porque el simbolismo sólo puede lucir despampanante en poesía.

TDG: Pues quizás, no sé..., pero a mí el libro me ha encantado.

QNMG: Bueno, para gustos los colores...

TDG: Y además, Casanova ganó con él un premio literario nada más escribirlo...

QNMG: Pues me alegro por él, pero eso no prueba nada, ya sabes lo que pienso de los premios literarios...

TDG: Vale, vale, no me saques, por Dios te lo pido, el tema de los concursos literarios y su corrupción...

QNMG: Tranqui, no pienso sacarlo...Tengo frío, y hambre. Creo que me voy a casa...

TDG: ¿Tienes hambre? ¿Un hambre "vorace"? ¡Jejeje...! Perdona el chiste malo, tenía que hacerlo...

QNMG: No te pego porque eres mi amigo...Anda, venga, nos vemos mañana. Chao!

TDG: Chao! (Decidido: no pienso enseñarle el borrador de mi primera novela a este elemento. Es simbolista...)

4 comentarios:

Las mujeres de la casa azul dijo...

No puedo opinar aún no lo he leído pero vams ya ha levantado suficiente polémica, que si lo escribió el padre, otro escritor canario reconocido, que si es tan bueno que no lo entiende ni dios, que si es un fiasco invento del marketin editorial.. en fin.. lo leeré cuando se cruce en mi camino..

Maese Salakov dijo...

A ver, una obra de arte no es... pero una lectura original, distinta y -a su manera- enriquecedora sí. ¿Que a ratos se le va la pinza? Mil veces mejor eso que el tedio y lo esperable...

Además, contiene perlas intrínsecas como esta:

_______________________

Si nos destrozamos en una pesadilla
que no tenga ni pies ni cabeza
y con el corazón dando tumbos sobre las piedras
me obligas a llorar por ti,
a recoger las vísceras que dejas por el camino,
es entonces cuando me echo a dormir
a tomarte en algún sueño,
pero surge otra pesadilla
que tiene pies y cabeza,
algo así como la vida
y es ahí donde acabas
de destrozarme.

(Félix Francisco Casanova)

Maese Salakov dijo...

O esta estupenda definición de AMOR:

«Amor: abertura del corazón / hecha a golpes de corazón»

______________

Cosas como esta justifican sobradamente su lectura.

Ian Grecco dijo...

Muy acertadas las citas, Salakov: me arrepiento de no haber tomado notas antes de devolverlo a la biblioteca, porque como usted apunta, las perlas abundan...

Y no sabía que hay rumores tan preocupantes sobre la autoría de la obra...Está claro que las polémicas literarias,con muertos de por medio, ¡son aún más jugosas!